Detenido un hombre buscado por 14 agresiones sexuales a niñas

  • El prófugo, un británico de 42 años, estaba escondido en Marbella · Había llegado a abusar de su propia hija

Como muchos prófugos británicos, había elegido la Costa del Sol para esconderse de la justicia de su país. Aquí pasaba por un visitante más, pero detrás de su aspecto de turista se escondía el de un pederasta acusado de 14 agresiones sexuales a cinco niñas, una de las cuales era su propia hija. El intercambio de información con las autoridades británicas ha permitido a los investigadores del grupo segundo de la Udyco Costa del Sol localizarlo en Marbella, donde finalmente fue detenido. Fuentes policiales manifestaron que no se tiene constancia de que haya abusado de alguna menor en la provincia.

La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil informó ayer en un comunicado de que sobre el detenido, Peter C., de 42 años de edad, pesaba una orden de detención y entrega que había sido emitida por el tribunal de Guilford de Reino Unido a finales de mayo para el cumplimiento de diversas penas que van desde los diez a los catorce años de prisión.

Al acusado se le imputan catorce agresiones sexuales a cinco menores de edad. Entre sus víctimas estaban su propia hija y otras tres amigas de la pequeña, que tenían entre 14 y 17 años cuando sucedieron los hechos, y la quinta agredida era hija de unos amigos y sufrió tocamientos cuando tenía unos 11 años.

Los primeros delitos sexuales se remontan a 1989 ó 1990, cuando realizó diversos tocamientos a la hija de unos amigos que se había quedado a dormir en su domicilio después de un cumpleaños, aunque la niña no denunció los hechos a los cuerpos de seguridad hasta el año 2003.

El resto de agresiones se produjeron entre los años 2004 y 2006, periodo en el que todas las menores fueron agredidas en más de una ocasión.

Las cinco chicas, que habían mantenido silencio por miedo a represalias, presentaron alegatos contra Peter C., al que se le acusa de comportamiento sexual inapropiado, incluido abusos deshonestos, abusos sexuales, agresión con penetración y violación.

En su arresto ha sido determinante el intercambio de información de la Policía española con la SOCA (Serious Organised Crime Agency) británica, que ha posibilitado la localización del fugado.

Fuentes policiales manifestaron que en la actualidad no se tiene constancia de que el detenido haya cometido algún abuso en la provincia de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios