Detenido uno de los prófugos más buscados de la Camorra italiana

  • El capo tenía secuestrado al hijo de otro de los jefes de la mafia napolitana

El italiano Ciro Figaro, considerado uno de los máximos exponentes del clan Mazzarella de la Camorra napolitana, fue arrestado ayer en Málaga en una operación policial conjunta llevada a cabo por la Guardia de Finanzas italiana y las autoridades españolas, según detalla el cuerpo policial italiano a través de un comunicado. Figaro se hallaba fugitivo de la Justicia italiana desde hacía tres años y había encontrado refugio en Málaga, desde donde seguía dirigiendo la rama ibérica del clan y gestionaba el tráfico de droga hacia Italia gracias a sus "consolidados contactos" con los narcotraficantes norteafricanos que operan en la Costa del Sol. El supuesto jefe de la Camorra italiana Ciro Fígaro tenía secuestrado al hijo de otro de los jefes de la Mafia Napolitana con el que estaba enfrentado por una deuda relacionada con el tráfico de drogas.

Los investigadores están tratando de averiguar quiénes serían los demás colaboradores del jefe mafioso y, en concreto, quienes serían las personas que le apoyaron y protegieron en territorio español. Según detalla el comunicado policial, Figaro "había establecido su base operativa y la sede de sus negocios en Málaga, desde donde se encargaba de los intereses económicos de la familia (mafiosa), dedicándose principalmente a la importación de sustancias estupefacientes".

El arrestado era considerado el jefe "indiscutible" de los Mazzarella en la península ibérica y, concretamente, en la Costa del Sol, "que es la principal encrucijada a nivel mundial del tráfico de estupefacientes provenientes del cercano Marruecos, así como de la denominada ruta colombiana", afirma la nota de la Guardia de Finanzas italiana. El comunicado policial también señala que esta zona del sur del país se ha convertido "desde hace tiempo, en lugar de refugio de los más grandes 'capos' de la camorra napolitana".

No es el primer capo de la mafia italiana detenido en Málaga en los últimos meses. De hecho, agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en marzo de 2009, también en Marbella, a Giususeppe U., antiguo policía en su país, que llegó a ser escolta de un ministro. Las autoridades judiciales italianas habían dictado contra él una euroorden por tráfico de hachís a gran escala procedente de Marruecos. Sólo unos meses después, en agosto, un capo italiano, reclamado en su país tras ser declarado culpable por ser uno de los dirigentes de una organización internacional de tráfico de cocaína que distribuía la droga en Europa, fue arrestado también en Marbella.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios