Detenido por usurpar la identidad de 324 personas para lograr microcréditos

  • El arrestado habría podido estafar un total de 58.000 euros desde 2009.

Un hombre de 33 años ha sido detenido por la Policía en Málaga por haber usurpado presuntamente la identidad de 324 personas, entre ellas uno de sus empleados, para solicitar de forma fraudulenta microcréditos rápidos, por lo que habría podido estafar un total de 58.000 euros.

Según las pesquisas, el detenido había solicitado desde 2009 pequeños préstamos al instante, que normalmente son concedidos presentando un documento de identidad, una cuenta bancaria y una nómina, ha informado hoy la Policía en un comunicado. Para ello, utilizaba datos personales que obtenía de forma ilícita, en la mayoría de los casos de un servidor de Internet.

La investigación policial comenzó con la denuncia de un ciudadano que manifestaba que una empresa de créditos rápidos le reclamaba dinero por la concesión de un préstamo que él no había solicitado, y aseguraba que ya le había sucedido lo mismo en diciembre de 2014.

En esa ocasión le comentó lo sucedido a su jefe, que se ocupó de denunciar los hechos, y días más tarde su jefe, aunque trabajaban en el mismo inmueble, le envió una copia por correo electrónico de la denuncia que había formulado. Fruto de las primeras pesquisas, los agentes pudieron determinar que el documento de denuncia enviado por el jefe era completamente falso.

Centradas las pesquisas en torno al detenido, los agentes constataron que esta persona, a través de quince líneas de teléfono móvil y, otras veces, a través de Internet, había solicitado hasta 324 créditos de baja cuantía utilizando para ello documentos de identidad falsos junto con nóminas que el mismo falsificaba y cuentas bancarias a su nombre.

Durante un registro fueron intervenidos ordenadores, tabletas, quince tarjetas SIM de diferentes compañías de telefonía, más de treinta cuentas bancarias y numerosa documentación almacenada en soportes informáticos como documentos de identidad, nóminas, facturas, datos de cuentas bancarias y documentos para falsificar denuncias, algunos de ellos utilizados para pedir los microcréditos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios