Díaz se implica ahora en el problema de La Cónsula tras dos años de impagos

  • La presidenta mantuvo un encuentro con alumnos en el que se comprometió a inyectar liquidez al centro la próxima semana y en el que aseguró desconocer la situación de La Fonda

Comentarios 1

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, se comprometió ayer con los alumnos de La Cónsula a comprobar personalmente el estado en que se encuentra el expediente que en principio es el que ha impedido que el dinero llegue a la escuela de hostelería y puedan recibir las clases con normalidad. Los estudiantes la estaban esperando pacientemente a las puertas de la Escuela Superior de Arte Dramático portando sus pancartas de protesta que llevan exhibiendo desde pasado lunes, cuando iniciaron una huelga indefinida, que mantendrán hasta que se les garantice la formación de calidad.

Los problemas económicos que la escuela de hostelería viene arrastrando se remontan al verano de 2013, tan sólo unos meses antes de que Susana Díaz se convirtiera en la presidenta del Ejecutivo andaluz. Ese verano, por primera vez en los 20 años de historia de la escuela, el restaurante cerró sus puertas y desde entonces los problemas de liquidez se han sucedido hasta el día de hoy. Los estudiantes se plantaron el lunes ante la imposibilidad de recibir la parte práctica de la formación y la falta de servicio de limpieza. "Voy a comprobar ahora en primera persona en qué situación se encuentra", explicó a los periodistas cuestionada por La Cónsula, en particular, y por los problemas en las escuelas de hostelería. No tenía conocimiento, sin embargo, de que en La Fonda, la escuela de Benalmádena, las clases ni siquiera han llegado a iniciarse y los trabajadores no han cobrado su nómina en los últimos nueve meses, y así se lo explicó más tarde a los alumnos, según ellos mismos aseguraron. Díaz insistió en que la información que maneja sobre La Cónsula es que su expediente "está ya en el trámite final para que la Intervención dé su visto bueno a las justificaciones y se puedan abonar los pagos y esta misma tarde se lo trasladaré personalmente a los alumnos".

Los alumnos volvieron a esperarla por la tarde, esta vez en un acto del PSOE en el hotel NH de la capital. Al término de ese acto, Díaz mantuvo un encuentro con representantes de los alumnos de las dos escuelas de hostelería en el que se comprometió, según comentaron los estudiantes a su término, a inyectar liquidez en el centro entre el lunes y el martes de la semana que viene. Además, Díaz, que se volverá a reunir con ellos la semana que viene, les ofreció la posibilidad de realizar prácticas fuera de la escuela durante un mes mientras el centro recupera la normalidad, algo a lo que se negaron los alumnos.

Para La Fonda, de la que aseguró no estar al corriente de los problemas, se comprometió a ponerle un doble empeño para darle celeridad a su expediente. La presidenta se reunirá de nuevo con ellos.

En este contexto, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, buscó ayer aprovechar pescar en aguas revueltas. El regidor lanzó un órdago en toda regla al plantear la posibilidad de que sea de manera directa el Ayuntamiento el que temporalmente asuma la gestión de la escuela de hostelería hasta que el Gobierno regional solvente los problemas de financiación del servicio. La hoja de ruta del dirigente municipal, que aseguró que no busca "un golpe de estado" en este asunto, tiene tres componentes. El primero, que sea la institución municipal la que de manera inmediata dé respuesta a los problemas de limpieza que lastran el día a día del centro e impiden el desarrollo normal de las clases. El segundo, plantear la opción de que, mientras la Junta encuentra el modo de garantizar la viabilidad de la escuela hasta final de curso, sea el Instituto Municipal de Formación y Empleo (IMFE), previo acuerdo, el que gestione la institución.

Y el tercero, más a medio plazo, y siempre condicionado a que la Junta admita su decisión de desvincularse de La Cónsula, que sea la Escuela de Organización Industrial (EOI), dependiente del Ministerio de Industria y Turismo, la que se haga con la gestión. A favor de esta opción, expuso el regidor, está la posibilidad que tiene el ente estatal de aportar hasta un 80% de la financiación vía fondos europeos, quedando el 20% restante en manos del Consistorio.

Para avanzar en esta vía, De la Torre dijo haber telefoneado ayer mismo al director general de la EOI y estar pendiente de contestación. No obstante, el portavoz del PP, Mario Cortés, aseguró que es una acción ya había sido abordada meses atrás. El alcalde aprovechó la comparecencia previa al Pleno para arremeter contra el consejero de Educación, Luciano Alonso, al que recordó que hasta la fecha "ni ordena el pasado ni gestiona el presente ni planifica el futuro".

La polémica de La Cónsula volvió a merecer ayer el apoyo unánime de todos los grupos municipales, incluido el PSOE, que avalaron una moción de urgencia del PP en la que, entre otros puntos, se instaba a la Junta a que adoptase todas las medidas necesarias para que los cursos que deben ser impartidos en la escuela se desarrollen con absoluta normalidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios