Doscientos besos y más para cambiar el mundo

  • La ONG Justalegría convocó ayer una concentración solidaria en el Muelle Uno para reunir fondos

Fueron muchos los que ayer demostraron que un beso puede cambiar el mundo. Parejas, familias enteras, grupos de amigas, padres e hijos. Unas doscientas personas participaron en la concentración de besos solidarios convocada por la ONG malagueña Justalegría en el Muelle Uno. La inscripción costaba 1 euro y el centro comercial aportaba otro euro por cada persona inscrita. Con esta simpática fórmula, a la que ponía banda sonora el concierto de los malagueños Experriens, la ONG recaudó fondos para su proyecto más cercano, geográficamente hablando. Se trata del programa de acción social para la prevención del suicidio que empezaron el pasado año en el área de Servicios Sociales del distrito Bailén-Miraflores.

"Según los datos del Instituto Nacional de Estadística el suicidio se ha convertido en España en la primera causa de muerte no natural superando a los accidentes de tráfico, Andalucía supera la media española y Málaga la media andaluza", explicó ayer el coordinador del proyecto, Jaime de la Torre. Además, señaló, ante la tendencia ascendente iniciaron con el Teléfono de la Esperanza y el Ayuntamiento de Málaga una experiencia piloto para formar a educadores y trabajadores sociales con los que trabajar en el ámbito de la prevención.

"En 2014 hemos formado a 28 profesionales y este año se pretende duplicar esta cifra", afirmó Jaime de la Torre. También subrayó que van a montar espacios de apoyo psicológico en los que pretenden ayudar a un centenar de personas en riesgo. Lo importante, según apuntaron desde la entidad, es la detección temprana para "poder reforzar los factores que nos protegen del suicidio".

Esta entidad también desarrolla proyectos en República Dominicana y en Marruecos. "Tenemos un programa de prevención de riesgos ante desastres naturales en República Dominicana financiado por el Ayuntamiento de Málaga, hemos enviado camiones de bomberos y hemos dado formación a la población de cómo actuar", comentó el director de Justalegría, Jesús Criado. También dotarán al municipio de Ramón Santana de ambulancias, ya que a pesar de contar con 6.000 personas no tienen transporte sanitario de urgencias. En Marruecos, con el jesuita Esteban Velázquez, dan apoyo a un centro de formación para jóvenes en exclusión.

Eventos como el de ayer les ayuda a "captar socios, a darle difusión a nuestra entidad y a lo que hacemos, a sensibilizar a la población y recaudar fondos", como dijo Pepe Olalla, presidente de Justalegría. Y a los participantes, les valió para colaborar y alegrarse la soleada mañana del domingo con besos que sabían aún mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios