La Duquesa de Alba es homenajeada por la labor de sus antepasados en Carratraca

Comentarios 0

La Duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart, fue homenajeada ayer en Carratraca en reconocimiento a la labor desarrollada por sus antepasados en beneficio de las termas de esta localidad, que fueron en el pasado referente de la salud en Europa. Ella no pudo acudir al acto y fue su hijo Fernando Martínez de Irujo quien recibió de manos del presidente de la Diputación, Salvador Pendón, el galardón en su nombre, ya que la aristócrata no ha podido asistir por motivos de salud, explicó su hijo.

Martínez de Irujo recibió una placa -en forma de bandeja- en la que se agradece la labor desarrollada por la emperatriz Eugenia de Montijo y su hermana María Francisca La Paca (decimoquinta duquesa de Alba), por las termas de Carratraca.

Gracias a ellas y a su padre, el Conde de Teba, así como a Fernando VII, las termas fueron frecuentadas durante el siglo XIX por destacados personajes de la política, la aristocracia y la cultura en Europa, que situaron a Málaga como "uno de los destinos de salud más importantes del momento", según se señala en la distinción.

El hijo de la Duquesa de Alba ha mostrado su agradecimiento por el reconocimiento y ha destacado la vinculación de su familia con la provincia de Málaga y con el balneario en concreto.

El edificio, que fue mandado construir por Fernando VII e inaugurado en 1855, ha permanecido cerrado varios años para ser reformado, y ahora se pretende que resurja con el "antiguo esplendor" que tuvo. El balneario de Carratraca fue adquirido en 1998 por el empresario Ricardo Arranz y los baños y el hotel han sido reabiertos hace dos meses tras una inversión superior a los 18 millones de euros.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios