Ejemplos de vidas dedicadas a ayudar a los demás

Dar sin esperar nada a cambio, compartir el tiempo, el cariño o la comprensión y en definitiva, ser solidarios es una actitud de vida que no todo el mundo escoge. La Plataforma para la Promoción del Voluntariado en la comarca de Antequera nació en octubre de 2004 como una organización de naturaleza asociativa y sin ánimo de lucro cuyo fin era el de convertirse en un referente tanto para las asociaciones como para los voluntarios.

Montse Rodríguez, coordinadora de la entidad, explica que la plataforma persigue "por un lado dar apoyo a las asociaciones en cuanto a formación e información y por otro, realizamos una campaña de sensibilización del voluntariado, a través de colectivos y centros educativos".

Además, atienden a las personas que llegan hasta su sede interesadas en el tema, haciendo de intermediarios entre los diferentes colectivos y los usuarios. En la actualidad, son ya 20 las asociaciones que conforman la plataforma y está a la espera de que se adhieran tres nuevas. Hace de mediadora entre las administraciones y los colectivos y posee un blog que mantienen actualizado con las diferentes noticias y actividades que realizan las asociaciones.

"Actuamos como observadores del voluntariado y en ese sentido el voluntario no puede hacerse invisible porque está aportando a la sociedad y los demás necesitamos conocer lo que se está haciendo para aprender y difundir esas ideas que a veces son pioneras en este terreno", precisó Fernando del Pino, presidente de la plataforma.

Entre las actividades que han realizado se encuentran las tres jornadas de convivencia entre las asociaciones y los voluntarios y que reúnen a más de cien personas en cada edición. "Nos sirve de punto de encuentro, de puesta en común y es una visión enriquecedora que nos ayuda a todos a seguir adelante", añadió Del Pino.

Una voluntaria pionera en sus tiempos y que a sus 80 años continua con su labor es Pepita Torres, la presidenta de la Asociación de Amas de Casa Antakira. "Antes, en el tiempo mío, eso del voluntariado no se conocía, pero desde el año 1975 que estoy dentro de una asociación de amas de casa, haciendo cosas por la mujer".

Este colectivo es uno de los más activos porque suele colaborar con todos los colectivos que se lo solicitan. Se hizo voluntaria "porque me gustaba este mundillo de dar a las personas lo que no tienen y sobre todo a las mujeres, porque no tenían tantas posibilidades como tienen ahora".

Para ella, la excusa de no tener tiempo no es válida ya que piensa que "el que quiere saca tiempo de cualquier sitio para ayudar a los demás" y aunque es consciente de que los tiempos han cambiado y la situación para la mujer ha mejorado, aún queda mucho por hacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios