Empresarios alertan del daño "irreparable" de la huelga

  • El sector turístico y el aéreo afirman que el anuncio de paro de los controladores en agosto ya ha perjudicado puesto que ha creado miedo y confusión en los viajeros

Como un jarro de agua fría. Así definieron ayer el sector turístico y el aéreo la confirmación de que los controladores aéreos harán huelga un día en agosto. Simplemente el anuncio de la huelga supone para el sector turístico "un daño irreparable", ya que crea "confusión y miedo a los viajeros", afirmó ayer a este periódico el presidente del Consejo Empresarial de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez. "Están haciendo mucho daño al turismo y al país, ya que están atacando al sector que puede sacar al país de la crisis", puntualizó Sánchez que calificó a los convocantes de la huelga de "irresponsables".

Sin entrar en valoraciones sobre que el 98% de los controladores aéreos pertenecientes a la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) votasen el pasado martes a favor de la huelga, en protesta por el bloqueo de la negociación del convenio colectivo y los últimos decretos aprobados por el Gobierno, Sánchez, afirmó que "simplemente el anuncio de intenciones hará que muchos turistas cancelen sus viajes por miedo a retrasos o a cancelaciones de vuelos". El presidente del Consejo Empresarial de Turismo de CEA confía en que las partes inmersas en este conflicto lleguen a "un acuerdo y finalmente se desconvoque la jornada de huelga".

Asimismo, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Carlos Escribano, criticó el hecho de que los controladores hayan elegido "el mes más importante" para el turismo para hacer una "reivindicación individual". "Se sabe que el turismo es el motor económico para la recuperación el país, por lo que esta huelga no solo daña al sector sino al país entero", aseveró Escribano.

En este sentido, la directora gerente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Ana Gómez, recalcó que los controladores aéreos son "poco solidarios" con los empresarios y trabajadores del sector, ya que agosto es la "esperanza de muchos para recuperarse de un año que ha estado marcado por el mal tiempo y la nube volcánica que mantuvo cerrado el espacio aéreo durante días". No obstante, Gómez se mostró confiada ante las medidas que tomará el Gobierno y Aena para frenar las consecuencias de la huelga, que simplemente por su anuncio, ya están creando "una mala imagen de España". "Estoy tranquila ante la posibilidad de que se desarrolle la huelga" afirmó. Asimismo, se mostró contraria a los motivos que llevan a los controladores a convocar la huelga y recalcó que es la primera vez en 30 años que el Gobierno muestra "mano dura" ante las reivindicaciones de los controladores.

Por su parte, el presidente del Patronato de Turismo de la Costa del Sol, Salvador Pendón, aseveró que los controladores aéreos podrían elegir otro mes para convocar la huelga, aunque abogó por que se llegue finalmente a un acuerdo y se desconvoque.

Por último, el presidente de la Federación Andaluza de Agencias de Viajes (FAAV), Antonio Távora, también criticó la actitud de los controladores aéreos. Indicó que a España "lo que no le hace falta son huelgas en turismo", y añadió que pequeñas y medianas empresas, como ocurre con muchas agencias de viajes, "están intentando sobrevivir como pueden". "Estamos haciendo lo que podemos para evitar que miles de empleados vayan al paro", aseveró.

Los paros se realizarán a partir del 14 de agosto, si bien aún no ha fecha marcada. No obstante, al tener que avisar con 10 días de antelación, las fechas más probables sitúan los paros después del 15 de agosto, quizá a partir del día 18 ó 20.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios