Espacio Medina se suma al desarrollo del suelo de La Térmica

  • Compra un 20% de una sociedad encabezada por el fondo de inversión Ginkgo

Posible diseño para la Nueva Acera de la Marina, dibujada en los terrenos de la antigua Térmica. Posible diseño para la Nueva Acera de la Marina, dibujada en los terrenos de la antigua Térmica.

Posible diseño para la Nueva Acera de la Marina, dibujada en los terrenos de la antigua Térmica.

El fondo de inversión Ginkgo suma un nuevo socio privado en su apuesta por el desarrollo urbanístico del suelo de la antigua central térmica de Málaga. Espacio Medina (participada en un 70% por Inmobiliaria Espacio y en un 30% por Unicaja Banco). La operación de compra-venta de la sociedad Nueva Marina Real Estate (Numa) por parte de Ginkgo, tal y como adelantó este periódico el pasado 30 de diciembre, tiene ahora su continuación casi inmediata con la entrada de Espacio Medina, que se hace con un 20% de la firma.

Ambas mercantiles destacaron ayer, por medio de una nota informativa, el valor de Málaga capital como "una de las mejores ciudades europeas de la costa mediterránea con mejores expectativas de desarrollo y calidad de vida para invertir en los próximos años". Si bien se trata de la primera actuación de Ginkgo en la ciudad, en el caso de Espacio se trata de la segunda de grandes dimensiones, toda vez que en la actualidad ya impulsa el desarrollo de los antiguos terrenos de Citesa, en Martiricos, donde se proyecta, entre otros elementos, dos torres de 30 plantas.

Conforme al reparto de propiedad, el porcentaje del sector que ha sido objeto de enajenación es del 52% de la edificabilidad asignada por el actual planeamiento urbanístico, quedando el otro 48% en manos del Ayuntamiento de Málaga que es copropietario. La aparición del Consistorio como pieza clave en este desarrollo obedece a la renegociación que mantuvo con Endesa (principal accionista de Numa antes de su venta) para variar los compromisos inicialmente asumidos por la eléctrica a cambio de permitir el uso residencial sobre la parcela.

Grosso modo, el convenio original suscrito por las dos partes en 2008 incluía una compensación económica a favor del Ayuntamiento por valor de 58 millones de euros. De esta suma, Endesa no abonó un solo euro, llegando a reclamar la anulación del acuerdo. En este contexto, Urbanismo se avino a aceptar una modificación en las condiciones, de manera que el dinero fue sustituido por la entrega de aprovechamientos urbanísticos.

A día de hoy el Consistorio es poseedor de 29.500 metros de techo de uso residencial libre, más todo el residencial protegido, equivalente a 273 VPO, 11.000 metro de uso terciario. Los otros 24.607 metros de techo residencial quedan en manos de Numa y, por ende, de Ginkgo y de Inmobiliaria Espacio. Ambos socios privados tienen la posibilidad de desarrollar unos 250 pisos, al tiempo que tienen asignados una reserva hotelera con 28.648 metros de techo.

El fondo mayoritario en la operación tiene entre sus socios a dos empresas con capital estatal, en concreto de Francia y Bélgica. En el caso del Ejecutivo galo, a través de Caisse des Dépôts, considerado como el "brazo de inversión" del país vecino, y en el caso del belga, por medio de la Federal Holding and Investment Company.

La presencia de estos entes gubernamentales otorga un valor singular a la compra. De acuerdo con la información que puede consultarse en su página web, incorpora otros socios como el Banco Europeo de Inversiones (BEI), cuya vinculación con Málaga es clara al ser el principal financiador de la obra de construcción del Metro; del Grupo Edmond de Rothschild, y a la Valonia Regional Investment Corporation (SRIW), una compañía francesa de servicios financieros.

No han trascendido el montante económico de la compra. Pero a modo de referencia, este periódico publicó el pasado mes de marzo una información con los parámetros que se vinculaban a este espacio. Según varias fuentes expertas, el precio que la compañía Endesa estaba demandando por su parte del espacio ante potenciales inversores interesados rondaba los 38 millones de euros, mientras que en el caso de la porción municipal el precio de salida se situaba en unos 27 millones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios