Estudian la fórmula para adaptarse a la normativa andaluza

  • Entre las medidas, destacan la emisión de un documento que garantice estabilidad, salubridad y habitabilidad

Varios turistas pasean por el casco histórico de Marbella. Varios turistas pasean por el casco histórico de Marbella.

Varios turistas pasean por el casco histórico de Marbella.

Algunos de los principales ayuntamientos de la Costa del Sol Occidental con mayor demanda de viviendas turísticas ya estudian, como es el caso de Marbella, el encaje legal para aquellos alojamientos que no reúnan los requisitos urbanísticos necesarios como es la licencia de primera ocupación, imprescindible para la inscripción y regulación de estos espacios. "Estamos trabajando para buscar soluciones. Todo lo que tenga encaje en la ley se desarrollará y lo que no, no se hará. Lo que no vamos a permitir es que algunos busquen un subterfugio para saltarse la ley", indicó el regidor marbellí, José Bernal, durante la celebración de la Mesa del Turismo que tuvo lugar el pasado martes en la ciudad.

El propio consejero de Turismo, Francisco Javier Fernández, aseguró en su visita a Marbella que el Gobierno andaluz dará "total autonomía" a los ayuntamientos para que busquen las fórmulas para emitir "un documento que sea equivalente al que exige la normativa". Algunas de estas medidas pasarían por la emisión de un certificado que garantice la estabilidad, la salubridad y las condiciones de habitabilidad de las viviendas sobre las que no existe una licencia de primera ocupación. Algo que ya se ha puesto en marcha en municipios como Mijas. "Hay muchas viviendas en Mijas que no cuentan con licencia de primera ocupación. Unas porque son muy antiguas y antes no se daba la habitabilidad o porque no la tienen desde el principio, y otros porque la han extraviado. Nosotros lo que hemos hecho es facilitar un certificado equivalente que tiene establecido la ley para que estas personas puedan arrendar sus inmuebles en época turística", explica el concejal de Urbanismo, Andrés Ruiz. De esta manera, todos los mijeños que se encontraban en esta tesitura han podido alquilar sus casas adaptándose a la nueva ley aprobada por la Junta de Andalucía para inscribirse en el registro oficial.

También desde el ayuntamiento de Torremolinos se estudia la forma en la que se pretenden regular estas viviendas, una medida que posteriormente deberá aprobarse en pleno, pero sobre la que aún no se ha alcanzado ningún tipo de acuerdo. "Preservar y cuidar la marca Torremolinos como destino turístico apunta a la necesidad de limitarla y regularla de alguna forma para que no saturen el mercado y también se respete la compatibilidad y correcta convivencia con los residentes fijos de las viviendas por el posible mal uso que los turistas puedan hacer de ellas", señalaron y agregaron que "cualquier producto turístico debe estar sometido a unas exigencias de calidad y garantías de servicio que en el caso de los apartamentos turísticos debe ser vigilada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios