Estudiantes con el don de la palabra

  • Dos equipos de alumnos de la UMA viajan a Bruselas para participar en la Liga Nacional de Debate Jurídico

  • El encuentro es también un premio

El equipo de la Asociación de Debate Universitario de Málaga en el campus de Teatinos. El equipo de la Asociación de Debate Universitario de Málaga en el campus de Teatinos.

El equipo de la Asociación de Debate Universitario de Málaga en el campus de Teatinos. / reportaje gráfico: javier albiñana

La oratoria en Málaga goza de buena salud. Dos equipos formados por estudiantes de la Universidad parten mañana a Bruselas para las finales de la II Liga Nacional de Debate Jurídico, llamada Copa Máster 2017. Esta última fase es a la vez un premio por haber superado los anteriores encuentros, y consiste en un viaje de tres días con los gastos pagados para debatir en el Parlamento Europeo, en la etapa de clasificación. A la vuelta a España irán a Madrid, para continuar las semifinales en el Senado y la final en el Congreso de los Diputados.

Los nueve alumnos malagueños están divididos entre la Asociación de Debate Universitario de Málaga y la Escuela de debate de la Fundación Cánovas, dos equipos que además de enfrentarse entre ellos tendrán que hacerlo también con el Club de debate de Córdoba CDU, el Club de debate Montpellier de Madrid y la Universidad Internacional de Cataluña, según explicó a Málaga Hoy uno de los organizadores del evento creado por la Fundación Española de Debate Jurídico, Diego Rubio.

Ambas formaciones se enfrentarán entre ellas y a grupos de Madrid, Córdoba y Cataluña

El responsable del torneo, que es también uno de los fundadores de la Asociación de Debate Universitario de Málaga, precisó que la pregunta de este año sobre la que van a reflexionar es "¿Es el actual sistema de nombramientos de Altos Cargos de la Magistratura una amenaza para la independencia judicial?". Sobre esto tendrán que dialogar los equipos, frente a un jurado compuesto por magistrados y fiscales del Tribunal Supremo, además de otras autoridades jurídicas. Rubio quiere que gane su equipo de la asociación, el cual está compuesto por dos estudiantes de Matemáticas, Antonio Méndez -su capitán- y Eloy Moreno, otro de Periodismo, Juan Romera, un alumno del máster de acceso a la abogacía, Pablo Camacho, y la incorporación de última hora proveniente de un tercer equipo que se disolvió, Daniel Martín, que cursa Derecho. Todos coinciden en que su variedad de origen les da una perspectiva diferente que les puede ayudar en el torneo.

Los de la Asociación se aventuraron a las competiciones de debate recomendados por Rubio, y tras ganar un primer torneo sobre economía se apuntaron a la Liga Nacional motivados por el viaje con gastos pagados, bromeó el capitán del equipo. Méndez subrayó, sin embargo, que ir a Bruselas es una "experiencia única y seguro irrepetible", pues pueden debatir sobre temas candentes de la sociedad, como es la pregunta a la que se enfrentan en la final. "El interés que tiene la pregunta del debate es muy grande", apuntó Camacho, ya que la elección de los altos cargos que van a asumir la dirección de las más altas instancias "es un pilar fundamental dentro de nuestro sistema democrático", apuntó Camacho sobre la cuestión, que también debe ser conocida por los periodistas, según Romera.

Por otra parte, Moreno recordó que "la trayectoria del torneo nunca se sabe", ya que se enfrentan a equipos que ya han quedado campeones antes, pero aseguró que por su parte lo harán "lo mejor posible". Para ello, usan su diversidad en las carreras que estudian. "Cada uno tenemos un punto de vista muy diferente del otro", por lo que las discusiones que se forman entre ellos les "enriquecen", destacó Martín. Frente a la diversidad de la Asociación, la formación de la Fundación Cánovas está compuesta por cuatro compañeros de la misma clase del doble grado de Derecho y ADE. Son Alejandro Pena -el capitán-, Almudena Cordero, Juan Pablo García y Juan Antonio González. Para el líder de este equipo -que participó en el campeonato mundial celebrado en Colombia- el verdadero premio de los torneos es trabajar con sus amigos, porque lo hacen "a un nivel muy alto y te ayudan a crecer".

Estos días el grupo tuvo que improvisar por Skype una forma de prepararse para la final, ya que Cordero se encuentra en Toulouse (Francia). Desde afirmó que espera poder disfrutar del viaje a Bruselas -vuelve a España justo el día en que tiene que partir para Bélgica- y volver a casa premiados tal como hicieron en Madrid, cuando se clasificaron, lo que sería "el broche final". Por su lado, García y González resaltaron los beneficios que el debate les ha dado en su vida diaria. "Todos los compañeros de la escuela hemos ido mejorando en las exposiciones en clase", afirmó el primero, mientras que el segundo dijo que es útil porque "todos necesitamos de destrezas orales para intentar transmitir nuestras ideas". Estos nueve apasionados de la retórica coinciden en que el debate les ayuda a ampliar sus puntos de vista y abrir sus mentes.

Por otra parte, Beatriz Picardo, Antonio de la Cruz y Pablo Sánchez, integrantes de la Escuela de Debate de Cánovas Fundación, viajaron ayer a Guatemala, donde representarán a España en el campeonato mundial de debate universitario en español, un evento anual que reúne a los estudiantes más brillantes en oratoria y en el que se compite por parejas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios