Eximen de culpa al chófer del autobús implicado en un atropello

  • El peatón, de 70 años, tropezó o sufrió un desvanecimiento al paso del vehículo

Las conclusiones provisionales de la investigación elaborada por el Grupo de Atestados de la Policía Local de Málaga en relación a la muerte de un peatón en la barriada de El Palo la tarde del lunes, y en cuyo accidente se vio implicado un autobús de la empresa Malagueña de Transporte (EMT), exime de cualquier responsabilidad al conductor del mismo.

Los hechos ocurrieron sobre las 19.20 en la calle Almería, en las inmediaciones del campo de fútbol de San Ignacio, cuando un transeúnte de 70 años de edad fue golpeado por el autobús y, como consecuencia del impacto, sufrió un fuerte traumatismo en la cabeza que derivó en su posterior fallecimiento.

Investigadores del Grupo de Atestados comenzaron a recabar testimonios entre las personas que habían presenciado el siniestro y a realizar mediciones en la calzada para tratar de esclarecer lo ocurrido.

Aunque inicialmente se calificó el suceso como atropello, las fuentes consultadas señalaron que el autobús no impactó de forma frontal o lateral con la víctima y que, según las primeras pesquisas, el conductor del mismo queda exento de cualquier responsabilidad. Además, las pruebas de alcoholemia fueron negativas.

La reconstrucción de los hechos, que continuó el martes, señala que la víctima, al sufrir un desvanecimiento o tropezar, cayó a la calzada cuando la mitad del vehículo lo había superado. El hombre fue golpeado en la cabeza por una de las ruedas del tren trasero del bus, lo que provocó que saliese despedido e impactase contra el bordillo de la acera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios