Expertos alertan de que el tabaco y los anabolizantes reducen la fertilidad

  • Los esteroides que toman algunos hombres para aumentar la masa muscular actúan como anticonceptivos al disminuir la producción de espermatozoides

Siempre se ha asociado un hombre musculado y con un cigarrillo en la mano como la imagen de la virilidad. Nada más lejos de la realidad. Expertos en reproducción asistida reunidos en Málaga han advertido que el tabaco y los esteroides anabolizantes reducen la fertilidad del varón. "Fumar influye como un factor negativo. El tabaco debe ser eliminado antes de tratar a un paciente". Así de contundente se mostró Eberhard Nieschlag, especialista del Hospital de Muenster (Alemania), al referirse a la fecundación in vitro. Según estudios que esgrimió el facultativo alemán, la tasa de embarazo puede reducirse a la mitad a causa del tabaco. Sin embargo, si el paciente deja de fumar, su fertilidad se mejora. El experto aclaró que, en general, el tabaquismo reduce las posibilidades de tener hijos aunque al varón no llegue a necesitar técnicas de reproducción asistida.

Manuel Martínez Moya, especialista del Centro Gutenberg, explicó que se desconoce por qué el tabaco tiene esos efectos negativos sobre la fertilidad. "No se sabe, pero es un tóxico y puede afectar a la calidad de los espermatozoides", apuntó. La clínica es la organizadora de las jornadas sobre reproducción asistida que entre ayer y hoy reúnen a unos 150 expertos de España y otros países europeos.

También los esteroides anabolizantes tienen un efecto devastador sobre la capacidad reproductiva: aumentan la masa muscular, pero disminuyen la fertilidad. Martínez Moya lo explicó: "Los anabolizantes son testosterona. Incrementan la masa muscular, pero actúan como anticonceptivos reduciendo la fertilidad del varón porque disminuyen la producción de espermatozoides".

Según los especialistas, estos esteroides no sólo pueden reducir esa actividad, sino que incluso pueden conducir a la azooespermia, que es la ausencia total de espermatozoides en la eyaculación. La obesidad y la edad son otros dos factores que juegan en contra del varón. El exceso de peso porque produce alteraciones en la presión y el colesterol que afectan a la producción de espermatozoides y la edad porque disminuye su calidad, con lo que las posibilidad de lograr un embarazo viable son menores. Hasta ahora se creía que los años sólo influían de forma negativa en la fertilidad de la mujer, pero según los expertos, también hacen mella en la masculina.

Los expertos convocados por el Centro Gutenberg a las VI Jornadas de Reproducción Humana debatieron muchas cuestiones técnicas y también controvertidas de su especialidad. Pero incluso abordaron aspectos sociales de la reproducción humana. Nieschlag, por ejemplo, expuso estudios que demostraban que a menores ingresos, menos número de hijos y a la inversa o que la cifra de vasectomías aumenta en tiempos de recesión económica.

150

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios