La Fonda y el CIO siguen a la espera de financiación para empezar los cursos

  • Benalmádena aprueba una moción para instar a la Junta a que gire las partidas necesarias

En los últimos meses se ha denunciado en varias ocasiones la falta de financiación que ha afectado a la escuela de hostelería La Cónsula, que abrirá sus puertas de nuevo hoy. Pero este centro formativo no es el único que estaba a la espera de la llegada de partidas económicas por parte de la administración autonómica para iniciar las clases, pues la escuela de La Fonda de Benalmádena pueblo y el Centro Andaluz de Formación Integral de las Industrias del Ocio (CIOMijas) también tienen pendientes de autorización varios cursos, por lo que no se han podido poner en marcha, al menos por ahora.

Por ello, el Pleno de Benalmádena dio el visto bueno a una moción en la que se insta a la Administración autonómica a que gire cuanto antes el dinero necesario a La Fonda para iniciar los cursos tanto de sala como de cocina correspondientes a este año escolar. En este sentido, el concejal de Empleo, Juan Olea, recordó que en septiembre del año pasado la Junta anunció su intención de traspasar las competencias desde la Consejería de Empleo a la de Educación. En abril se hizo efectivo este intercambio, si bien denunció que desde esa fecha La Fonda "ha permanecido en tierra de nadie y no ha recibido la dotación presupuestaria comprometida por la Junta".

En cuanto al funcionamiento de la escuela hostelera benalmadense, Olea explicó que ésta se asistenta en una parcela de titularidad municipal, por lo que funciona gestionada por un consorcio del que forman parte tanto la Junta como el propio Consistorio. Eso sí, criticó que desde hace dos años no se convoca un consejo rector, por lo que no tienen ningún tipo de información sobre la situación a la que se enfrenta este espacio formativo.

"Los profesores llevan sin cobrar unos dos meses, siendo también totalmente inadmisible que la escuela de hostelería no haya empezado sus clases todavía y más de 200 personas sigan a la espera de saber si están o no admitidos", explicó el concejal. Sin embargo, desde la dirección de La Fonda esperan que las trabas burocráticas encontradas se resuelvan en pocos días y los cursos puedan empezar con normalidad.

CIOMijas se enfrenta a un panorama similar. En la página web de la entidad se puede ver como aún tiene pendientes de autorización por parte de la administración autonómica unos siete cursos de especialización, entre ellos uno de gestión de campos de golf y otro de organización de eventos. También hay otra cantidad similar de cursos de perfeccionamiento que aún no tienen los permisos concedidos y por tanto se encuentran sin las subvenciones pertinentes. Eso sí, al contrario La Fonda, CIOMijas sí dispone de algunos cursos comenzados, en concreto los que se corresponden a sala, cocina y gestión hotelera.

La situación ha llegado al límite al no llegar a día de hoy la financiación que le corresponde por parte de la administración autonómica. De hecho, por primera vez la nómina de los trabajadores no se podrá pagar completamente, por lo que se ha decidido fraccionarla en dos para no perjudicar a los sesenta empleados con los que cuenta la entidad.

Por su parte, la delegada de Educación, Patricia Alba, explicó hace unos días que cada consorcio es propio y presenta su oferta formativa, "por lo que si hay que hacer alguna modificación, no todos van a empezar el mismo día". Sin embargo, no fue hasta hace unas semanas cuando se publicó la oferta formativa para este curso. A partir de ese momento las entidades tuvieron un plazo de cinco días para presentar sus propuestas y es ahora cuando se están estudiando. Se espera que la normalidad llegue en breve de nuevo a estos centros especializados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios