El Gobierno protegerá a ancianos ante posibles engaños de empresas

  • Moreno Bonilla ha explicado que el 'Estatuto del mayor' pretende ayudar a personas mayores que viven solas y son más vulnerables a "intenciones comerciales espurias"

El Gobierno quiere proteger a los ancianos que viven solos de la picaresca de algunas empresas que se aprovechan de su vulnerabilidad, y trabajará con las asociaciones de mayores en darle una atención personalizada en caso de que tengan dudas sobre los productos o servicios que ofrecen.

Según ha explicado hoy el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno Bonilla, esta iniciativa se enmarcará en el Estatuto del Mayor, que actuará como un "paraguas" legal para proteger especialmente a los mayores de 80 años.

Moreno Bonilla, que ha participado hoy en Málaga en un acto del PP con mayores, ha afirmado a los periodistas que los octogenarios que viven solos muchas veces son "vulnerables a intenciones comerciales espurias" y por ello el Ejecutivo trabajará en ofrecerles un "servicio más personalizado".

Con esta iniciativa, que el Ejecutivo espera poner en marcha en los próximos seis meses con la colaboración de los colectivos de mayores, se persigue estar pendientes de los ancianos y de cualquier actitud agresiva, falsa o que suponga un menoscabo de sus derechos, ha señalado.

El objetivo es que los ancianos tengan una "puerta a la que llamar en el momento de que tengan dudas si les están engañando", ha referido Moreno Bonilla.

Ha argumentado que la necesidad de proteger a los mayores de 80 años que viven solos se produce tras haber detectado que muchas empresas "con cierta picardía y muy poca vergüenza" intentan aprovecharse de la situación de desamparo de estos mayores.

Además, el Estatuto del Mayor incluirá otras medidas dirigidas a "reforzar la humanización" en el trato a los mayores, favorecer el envejecimiento activo y potenciar los viajes del Imserso y el programa de termalismo.

Por otro lado, durante su discurso ante los mayores el secretario de Estado de Servicios Sociales ha justificado la necesidad que tiene el Gobierno de "poner orden en las cuentas" y eliminar "gastos superfluos" para impulsar la economía y la creación de empleo.

Sobre las declaraciones de dirigentes que han estado vinculados al anterior Gobierno socialista, ha dicho: "Pocas lecciones deberían de darnos aquellos que nos han llevado a un verdadero colapso social y económico como el que estamos viviendo", y ha añadido que es necesario que todos colaboren, incluidos los que han dejado "esta triste herencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios