El río Grande 'tira' al mar la mitad del agua que consume la capital al día

  • El río transporta en estos momentos unos tres metros cúbicos de agua por segundo, aunque sólo se aprovechan los dos que Málaga necesita para el abastecimiento al no poder almacenar el resto

Comentarios 25

Mientras los embalses que abastecen a Málaga capital se encuentra en una preocupante situación, el río Grande tira diariamente al mar la mitad del agua que la ciudad consume. De los tres metros cúbicos por segundo que se calcula que transporta este caudaloso río desde hace varias semanas gracias a las últimas lluvias, sólo dos se emplean para el abastecimiento de la capital. El resto no se puede aprovechar al no existir una presa en la zona de Aljaima que permita su almacenamiento.

Ésta es la principal consecuencia tras desecharse el proyecto del azud que la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) planteó construir en la zona para aprovechar unos 20 hectómetros cúbicos anuales de los excedentes invernales del río Grande. Sin embargo, la presión de los ayuntamientos de la comarca del Guadalhorce y los movimientos ecologistas obligaron a rechazar finalmente esta obra que llegó incluso a ser adjudicada y que contó con el beneplácito de estos municipios sólo unos meses antes.

Ahora la Empresa Municipal de Aguas de Málaga (Emasa) no tiene más remedio que dejar pasar unos 80.000 metros cúbicos al día o, lo que es lo mismo, la mitad de la cantidad que la capital consume diariamente por no tener capacidad para almacenarlos. Su gerente, José Luis Rodríguez, aseguró ayer a este periódico que desde hace unos diez días los alrededor de 160.000 metros cúbicos que necesita Málaga para su abastecimiento diario proceden de los pozos de Aljaima, mientras que de momento se ha paralizado el envío desde los embalses del Guadalhorce para que se recuperen de la grave sequía que arrastran desde hace cuatro años.

De haberse ejecutado el azud de Cerro Blanco, los 80.000 metros cúbicos que ahora se están desperdiciando se podrían almacenar para hacer frente a las continuas sequías que sufre la capital.

Pero al descartarse esta actuación, Acuamed acordó con los ayuntamientos de la zona construir únicamente una conducción para transportar el agua del río Grande desde los pozos de Aljaima hasta la planta potabilizadora de El Atabal, ya que en la actualidad sólo existe un canal para unir ambos puntos.

La modificación del proyecto inicial supone que Málaga no verá aumentado sus recursos a pesar de que se van a invertir casi 50 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios