Hallan el cadáver de una mujer con signos de violencia en Fuengirola

  • El cuerpo, encontrado escondido en un arroyo embovedado por un hombre cuando paseaba a su perro, estaba envuelto en ropa y tenía un golpe en la cabeza

El cuerpo de una mujer fue encontrado ayer sin vida en las inmediaciones del recinto ferial de Fuengirola, en un subterráneo situado bajo el embovedado del arroyo Real en las cercanías de la barriada de Los Boliches. Al parecer, según indicaron fuentes policiales, la víctima presentaba signos de violencia fundamentalmente un golpe en la cabeza, por lo que fue trasladada al Instituto Anatómico de Málaga para determinar las causas de su muerte tras el pertinente examen forense.

Los hechos sucedieron ayer poco antes de las 10:00. Un hombre que paseaba a su perro por la zona fue el que descubrió el cuerpo de la mujer, que anoche al cierre de esta edición todavía no había sido identificada. Fuentes policiales indicaron que el hombre dio aviso a la Sala del 091 por lo que al lugar se dirigieron varias patrullas para investigar el terrible hallazgo.

El cuerpo de la mujer, que aparentaba unos 30 años de edad, fue encontrado envuelto en ropa en ese paso subterráneo, según apuntaron las mismas fuentes. También presentaba evidentes signos de violencia, pues contaba con un fuerte golpe en la cabeza. La situación de la víctima, que apareció en un lugar escondido y con poco tránsito, hace sospechar que el cadáver fue trasladado allí tras la muerte, aunque esta hipótesis aún no ha sido confirmada oficialmente. Además, por el aspecto que presentaba el cuerpo, se ha determinado que la mujer llevaba varias horas muerta antes de ser encontrada.

Al lugar del suceso también se trasladaron un juez y un médico forense, que tras realizar los trámites necesarios, ordenaron el levantamiento del cadáver para que éste fuese trasladado al Instituto Anatómico Forense de Málaga para practicarle la autopsia, la cual se realizará hoy.

Asimismo, agentes de la Policía Científica recogieron varias pruebas en el lugar durante toda la mañana de ayer, aunque el Grupo de Homicidios de la Comisaría Provincial y efectivos de la Policía Nacional de Fuengirola se han hecho cargo de la investigación. Por el momento no se descarta ninguna hipótesis en la investigación y los investigadores aún no manejan una teoría dominante.

Éste es el segundo suceso que ocurre en esta localidad costasoleña en pocos días. El pasado 26 de diciembre un hombre de 29 años sufrió la amputación de una mano durante una agresión que tuvo lugar en la calle Fuensanta de la localidad. El herido presentaba la amputación de la mano izquierda a la altura de la muñeca, por lo que fue trasladado al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla para someterlo a una larga intervención y así reimplantarle el miembro seccionado tras una laboriosa intervención quirúrgica que se prolongó por espacio de 14 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios