Hallan una vivienda medieval en una obra para instalar contenedores

  • Los restos encontrados son los de los muros de una casa en la calle Francisco de Rioja.

La obra para la instalación de unos contenedores soterrados en la calle Francisco de Rioja, en el entorno de la Plaza de las Flores de la capital malagueña, ha sacado a la luz los restos de uno de los muros de una vivienda de época medieval que fue construida a su vez sobre otra de origen nazarí. Los restos arqueológicos aparecieron ayer y, según confirmaron ayer a este periódico fuentes del Área de Sostenibilidad Ambiental del Ayuntamiento de Málaga, a falta de que se concluya el informe arqueológico pertenecen a una casa que estaba ubicada en la calle conocida como Las Doce Revueltas y que formaba parte del entramado de calles estrechas que había en la zona en época medieval antes de que se produjera posteriormente el ensanchamiento de la calle Larios.

Al parecer, los muros de la vivienda encontrada fueron construidos rompiendo a su vez los niveles de las casas nazaríes que había en la misma zona anteriormente.

La obra de excavación para la colocación de cuatro nuevos contenedores subterráneos, que comenzaron la semana pasada, se estaba llevando a cabo de forma manual, tal y como requirió la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía al preverse con antelación que podrían encontrarse restos arqueológicos en esa zona del centro histórico. De ahí, explicaron las mismas fuentes, que no se esperan retrasos significativos respecto al plazo de ejecución fijado inicialmente, por lo que se calcula que estará terminada antes de la Feria.

Los trabajos continúan, según el Área de Sostenibilidad Ambiental, y se seguirá excavando el perímetro autorizado hasta llegar a la profundidad estipulada para la colocación de los contenedores soterrados, con la idea de posteriormente elaborar un informe arqueológico sobre todo lo encontrado que se remitirá a la Consejería de Cultura para su correspondiente catalogación.

La obra promovida por la empresa mixta de limpieza Limasa pretende colocar los cuatro contenedores soterrados que se han retirado de la calle Granada y además instalar otros cuatro que estaban en la calle Ramón Franquelo y que han tenido que ser sustituidos por otros en superficie por los problemas que surgieron durante la operación de recogida. En la calle Francisco de Rioja ya existían cuatro recipientes soterrados, aunque llevaban mucho tiempo fuera de servicio debido a los problemas técnicos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios