Hartos de milongas

  • Las palabras de Arenas levantaron una auténtica polvareda política ya que ponen en solfa incluso el actual modelo turístico andaluz. Bendodo, por su parte, mantuvo una posición más conciliadora

EL tri-presidente, Elías Bendodo, presidente del PP, del Patronato de Turismo y de la Diputación, consiguió llenar hasta la bandera el salón donde se celebró el desayuno-coloquio del Foro Málaga Hoy, donde lució mentalidad de hombre de Estado, dejando al margen, aunque sólo fuese por una vez, cualquier guiño electoralista y optando por defender la necesidad del consenso en una materia tan delicada como es el turismo, base económica de la provincia de Málaga. Bendodo reconoció con claridad, a preguntas del respetable, las bondades del Plan Qualifica que impulsa la Junta de Andalucía, tratando así de tranquilizar a los que piensan que el Gobierno de Mariano Rajoy no mantendrá unas medidas que han demostrado su eficacia, llevado por el afán de utilizar sus tijeras, dando respuesta por anticipado al anuncio del secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, de la presentación de una proposición no de ley, en el Congreso de lo Diputados, para conocer los planes de los populares para la industria turística y para saber si el Ejecutivo central mantendrá la inversión del citado plan, que calificó como "un elemento extraordinario para la provincia de Málaga".

El responsable de los populares también intentó sembrar esperanzas entre los representantes de la industria turística y explicó sobre la promesa electoral de rebajar el IVA en el 8%, ahora en cuarentena por el elevado déficit, que no descartaba que la medida se pudiera adoptar a lo largo de la legislatura. Aunque el más significativo esfuerzo que realizó Bendodo lo empleó en intentar puntualizar las palabras pronunciadas por Javier Arenas, en el marco de la convención regional del PP, en donde dijo "somos la mejor zona residencial de la Unión Europea y quiero deciros que estoy harto de la milonga de la economía sostenible, porque el turismo, la agricultura y las zonas residenciales son la mejor economía sostenible de Andalucía", para luego insistir, entre aplausos "harto de la milonga, de la milonga". Unas palabras que han levantado una auténtica polvareda política, ya que ponen en solfa incluso el actual modelo turístico andaluz y que Bendodo corrigió diciendo que "para trabajar más, cambiar, mejorar y seguir liderando la industria turística es necesario aplicar día a día dos aspectos tales como la sostenibilidad y la innovación". Unas palabras que quizá no sean demasiado convincentes para la oposición. El propio presidente Griñán reaccionó ayer diciendo que la economía sostenible, "lejos de ser una milonga, es lo que nos hace a todos convivir tranquilamente y, al mismo tiempo, tener confianza y seguridad en el futuro", mientras que desde Izquierda Unida, su coordinador provincial, José Antonio Castro, acusaba a Arenas de intentar plantear "una verdadera ley de la selva".

Esta posición conciliadora de Elías Bendodo y su reciente designación para coordinar un libro blanco sobre el turismo, dieron motivo para que también ayer fuera interrogado sobre la posibilidad de que pudiera dirigir la Consejería de Turismo si el PP ganase las próximas elecciones autonómicas. A lo que el actual presidente de la Diputación respondió que "ahora mismo no tengo ninguna aspiración que vaya más allá de gestionar los intereses de los habitantes de la provincia de Málaga". Una respuesta esperada que mantiene abierta la lista de aspirantes, de la que la rumorología ha descabalgado a la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, y a Esperanza Oña, alcaldesa de Fuengirola, llamada a volver a encabezar la candidatura popular por Málaga en las elecciones del 25-M.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios