Off the record

Heredia ataca en la periferia

  • A una semana del inicio de los congresos locales, la dirección del PSOE ha desactivado una agrupación enemiga por tramposa l Veremos hasta dónde llega esta lucha por la transparencia

IMPOSIBLEque el PSOE ceda aunque sólo sea por unas horas el protagonismo de los escándalos al Partido Popular con la denefestración de Joaquín Ramírez. Para solaz de los populares, los socialistas han encontrado rápido un pozo negro para que los ciudadanos por fin sepamos qué se cuece en las entrañas de un partido y qué se hace por conservar el poder. Aunque sea el de la agrupación socialista de un barrio de Málaga como Puerto de la Torre. Sospechas de un fallecido afiliado, de militantes que no querían de un trío de altruistas incondicionales que se dedican a pagar las cuotas de buena parte de sus compañeros. Total, que han tenido que dejar en suspenso la agrupación.

Todo ello sucede a unos días de que comiencen las asambleas para elegir los secretarios locales socialistas de los distintos municipios de Málaga, o en el caso de la capital de las distintas agrupaciones de los diferentes barrios. Luego el secretario provincial del partido, Miguel Ángel Heredia, quiere dar un paso más en la organización y nombrar en algunos territorios, como el citado de la capital, una ejecutiva de ciudad con secretario de ciudad, que aglutine el poder. El primer nombre que suena con fuerza para ocupar ese puesto en la capital es el de la actual mano derecha de Zapatero, Bernardino León Gross.

La agrupación del Puerto de la Torre afectada por la investigación pertenece al antiguo sector crítico y curiosamente en ella milita el propio Heredia. Aunque en estos momentos hay tal marasmo en el partido que algunos aseguran que el único crítico de verdad que queda frente a Heredia es Salvador Pendón, el presidente de la Diputación. Lo cierto es que Puerto de la Torre no era la más interesante para conocer quién se quedará con el control. La agrupación Centro acapara todas las miradas porque ahí pugnan cinco familias -no las de Nueva York, sino socialistas- por un secretario local. El actual dirigente Rafael Granados se las ve con el eterno aspirante José Luis Cámara con el apoyo, ¿o ya no?, del dirigente ugetista apodado el persa. Pero ahí conviven los restos del asenjismo, del lindismo, ahí militan el viceconsejero de Cultura, José María Rodríguez o el antiguo delegado de la Junta, José Luis Marcos. En los últimos días hay un trasiego de reuniones en los bares del centro, que no de la agrupación, para ungir al nuevo candidato. Y ha cobrado ventaja hipotética el ex concejal y gran economista José Sánchez Maldonado, Pepín para los amigos. El interfecto, según algunos testigos, estuvo presente en uno de estos encuentros en un irlandés con tres mujeres de pro -entre otros-, Mari Luz Reguero, la también concejal Lola Fernández y la eterna candidata a delegada de la Junta, Charo García Morillo. En el Centro siempre hubo un runrún de adulteración del censo o de intentarlo. Pero no se investigó. No está en la periferia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios