Homenaje de la marcha de Almería a Garzón

  • Más de 120.0000 malagueños emprendieron en 1937 una marcha forzosa

Una marcha de homenaje a las víctimas de la huida a pie por la carretera a Almería tras la entrada de las tropas franquistas en Málaga en 1937, hecho conocido popularmente como la desbandá, se dedicó ayer al juez Baltasar Garzón por su defensa de la dignidad de la memoria histórica.

Más de 120.000 malagueños emprendieron en febrero de 1937 una marcha forzosa a través de lo que fue la antigua carretera nacional 340 con el acoso constante de los bombardeos de la aviación italiana y la marina del bando nacional, un episodio que ha sido recordado 75 años después con una marcha en Vélez-Málaga. El coordinador general de IU en Andalucía, Diego Valderas, participó en este homenaje "a miles de personas que dieron su vida por la democracia", un acto que aseguró que se ha convertido en "grito de solidaridad por el juez Baltasar Garzón". "Esta movilización se puede situar en la defensa de una persona honrada, honesta y comprometida con la recuperación de la memoria histórica como es el juez Garzón, que ha sido capaz de perseguir los acontecimientos de aquella época, denunciarlos e intentar que paguen los que cometieron tan atroces asesinatos", dijo.

Valderas afirmó que el homenaje también ha sido una llamada de atención al Gobierno del PP ante el retroceso anunciado en materia de libertades y cuestiones judiciales, "para que sepa que se va a encontrar una izquierda que no va a parar hasta que se restituyan todos los elementos de dignidad del pueblo que fue vilmente asesinado". Insistió en que si IU se convierte en una fuerza política con capacidad en el próximo Parlamento de Andalucía, pondrá sobre la mesa una ley de la memoria democrática andaluza que permita recuperar y poner en dignidad acontecimientos como la desbandá que la derecha quiere soslayar y callar.

La marcha, en la que participaron en torno a un centenar de supervivientes y familiares de víctimas, transcurrió entre Vélez-Málaga y Torre del Mar, núcleo costero que en 1937 fue lugar de encuentro de los fugitivos que venían de Málaga y los que procedían del interior de los pueblos de la Axarquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios