Honores para el general Bernardo de Gálvez

  • El héroe de Macharaviaya, que ya había sido honorado en Estado Unidos por su hazaña en la Guerra de la Independencia, recibe un esperado tributo militar español

Comentarios 1

Desde que hace ocho años la Asociación Cultural Bernardo de Gálvez se empeñara en rescatar del olvido a una de las figuras más importantes que ha dado el siglo XVIII y el reinado de Carlos III, ha habido multitud de actos civiles para rendirle tributo. Sin embargo, en España no se había producido ninguno militar a pesar de su hazaña en la Guerra de la Independencia americana como teniente general. El héroe de Pensacola, el malagueño de Macharaviaya había recibido honores en EEUU, algo quedaba pendiente. Ayer se saldó la deuda.

Miles de curiosos, malagueños y extranjeros, se asomaban al Palmeral de la Sorpresa del puerto de Málaga para ser testigos del tributo que se rendía a Bernardo de Gálvez, al teniente general cuya acción fue decisiva en la independencia de Estados Unidos. También para contemplar la parada militar en la que participaban una unidad de honores compuesta por una Sección estadounidense del Buque de Guerra USS Mc Faul y una Compañía de La Legión, del Tercio Don Juan de Austria. También formó parte la Bandera de Combate del Tercio Don Juan de Austria 3º de La Legión, la Unidad de Música y la Banda de Guerra de la Brileg y una Escuadra de Gastadores.

Las unidades entraron desfilando a paso ordinario en el Muelle 2 del puerto de Málaga, con los guiones de la Brileg y del Tercio 3º a ambos lados de la presidencia. Silencio para recibir la Enseña Nacional del Tercio Don Juan de Austria con los acordes del himno nacional. Minutos después se repetiría con la bandera americana. "Un héroe felizmente recuperado y compartido con EEUU. Hoy en su tierra natal, las fuerzas armadas de los dos países que tanto tienen que agradecerle forman codo con codo para rendirle honores militares que tanto se han hecho esperar y que tanto merece", reconoció general de División, Miguel Martín Bernardi, quien alabó la figura de Bernardo de Gálvez y su hazaña en la victoria de Pensacola. "Uno de los más grandes héroes del ejército de tierra español. Esta parada militar es la aportación de nuestro ejército a las actividades que impulsadas por la Asociación Cultural Bernardo de Gálvez y Gallardo, conde de Gálvez, honran su memoria", dijo en su alocución. "Es un homenaje a los héroes de nuestra patria y a los que dieron su vida por España, es un deber de gratitud y un motivo de estímulo para la continuación de su obra. Hoy, por tanto, cumplimos con nuestro deber, y saldamos una deuda histórica con nuestro general", añadió Martín Bernardi quien insistió en la importancia de un acto militar con representación de soldados americanos y españoles. "Fue un soldado excepcional por su recorrido profesional. Un ejemplo de coraje y patriotismo, una muestra de cómo los militares españoles siempre hemos llevado el nombre de nuestra patria más allá de nuestra frontera. Constituye y constituirá siempre un referente de valor, liderazgo y ejemplaridad", agregó el general quien mostró su compromiso público de "mantener viva su memoria y transmitir su heroico legado a las generaciones venideras".

"El que tenga honor y valor que me siga, a bordo del Galvez Twon yo voy delante para quitarle el miedo", demostró su categoría de soldado audaz y sereno, su temple de héroe y no dudó en arriesgar su vida por su deber y arrastró con su ejemplo a sus soldados. A partir de entonces el lema yo solo forma parte de su escudo de armas. "No queremos que el general Gálvez vuelva a sentirse solo. Siempre nos tendrá a nosotros sus herederos".

Por su parte, Miguel Ángel Gálvez, presidente de la Asociación Cultural Bernardo de Gálvez, agradeció la presencia de ambos cuerpos militares en el 234 aniversario de la victoria de Pensacola, así como al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, al de Macharaviaya, Antonio Campos, que también estuvieron en el acto, así como a la Diputación Provincial que han apoyado los actos de reconocimiento de la figura del que fuese virrey de la Nueva España. "Fue un ejemplo de lealtad y servicio a su patria y a la Corona. Su victoria es un episodio fundamental para comprender el desarrollo posterior de la lucha por la libertad que habían emprendido las trece colonias de la opresión británica. Por eso agradecemos de corazón la presencia en Málaga del buque McFaul como muestra del reconocimiento del pueblo norteamericano hacia la figura que personalizó la ayuda de España a la independencia americana", resaltó Gálvez que también agradeció la presencia de la brigada de la Legión Rey Alfonso XIII.

Tras el homenaje, los soldados cantaron el Novio de la Muerte, y tras el toque de oración hubo una salve de fusilería. El acto finalizó entonando Tercios Heroico", "la canción del legionario" y el credo legionario. No faltaron los vítores del público ensalzando a la Legión y las palmas con el desfile militar de cierre.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios