Hosteleros cifran las pérdidas por el día menos de Feria en un 15%

  • El colectivo traslada su malestar al alcalde a través de dos misivas · El montaje de las casetas de las peñas en el Real del Cortijo de Torres se encuentra ya al 90%

El presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Málaga (Aehma), Rafael Prado, advirtió de que el anuncio hecho por el Ayuntamiento de la capital de que la Feria tendrá un día menos --del 13 al 21 de agosto-, debido a la crisis y a la política de austeridad, repercutirá negativamente en las ventas de los negocios del centro histórico, dejando de ingresar entre un 10 y un 15% con respecto a otros años.

Prado, que mostró su malestar al respecto a través de sendas cartas remitidas al alcalde, Francisco de la Torre, y al delegado municipal de Cultura, Miguel Briones, explicó que, "aunque el Ayuntamiento decida recortar un día la Feria en el Real de Cortijo de Torres, los establecimientos del centro, que son estables, vamos a seguir abriendo el domingo como hacemos siempre". Sin embargo, precisó, "con el anuncio de ese recorte el Consistorio nos ha hecho un flaco favor".

"En un año de crisis como el actual, quitarnos un día de ventas nos hace mucho daño", manifestó a Europa Press Prado, que, aunque reconoció que "no es el más importante de la Feria", sí indicó que, "al igual que el primer domingo, es aprovechado por la gente de los pueblos de la provincia para desplazarse a la capital".

Como subrayó, "perder ese domingo nos supondrá un coste adicional", teniendo en cuenta, además, que estos negocios contratan a personal extra desde el sábado 14 al domingo 22. Por ello, pidió al Ayuntamiento que "hable de un día menos presupuestariamente para abaratar el coste de la Feria", lo que consideró "oportuno dada la actual situación de crisis", pero que "no lo diga de manera tal que supondrá recortar la caja a los empresarios". Los cerca de 450 establecimientos hosteleros del centro histórico, la zona de La Malagueta y Muelle Heredia cuentan con una media de 5,5 trabajadores, una plantilla que para la Feria se verá aumentada un 15 por ciento. La Feria de Málaga, como dijo Prado, es la fecha más importante para el sector hostelero del centro de la capital, especialmente los días festivos y sus vísperas, destacando, asimismo, el primer día, el sábado en el que tiene lugar la romería al Santuario de la Victoria.

Según Prado, "aunque tenemos buenas sensaciones, teniendo en cuenta cómo está yendo el verano, que es temporada baja en el centro, no confiamos en alcanzar grandes ventas". El objetivo, al menos, es que la facturación se mantenga en los mismos niveles que en 2009, año en el que "ya nos dimos un batacazo", no por contar con menos público, sino debido a que el consumo fue menor.

Prado abogó por conseguir "una Feria elegante y de calidad" y advirtió de que los bares, como en años anteriores, seguirán sin servir a quienes vayan sin camiseta. De igual modo, incidió en que se exigirá que se evite el botellón y que "impere la educación", esperando, además, que se continúe con el dispositivo de seguridad de ediciones pasadas.

En cuanto al recinto ferial de Cortijo de Torres, el presidente de la Federación Malagueña de Peñas, Centros Culturales y Casas Regionales 'La Alcazaba', Jesús González, consideró "oportuna" la decisión municipal de que la Feria tenga un día menos, sobre todo porque "el último domingo es un día tonto".

El responsable de la Federación de Peñas señaló a que hay casetas que se están montando desde el pasado 15 de julio, aunque el mayor movimiento se ha notado a principios de este mes. Las peñas cuentan con 61 casetas, que ocupan más del 50% de la zona familiar, de las casi 140 que se localizan en Cortijo de Torres. Pese a que son los colectivos con mayor presencia en el recinto ferial, el precio del agua que establece el Ayuntamiento es "excesivo", criticó González, por lo que pidió una actualización a la baja, sobre todo teniendo en cuenta que "nosotros no vamos a hacer negocio con la Feria, sino a fomentar su carácter tradicional". Lamentó que al final no se haya podido culminar la instalación de 40 servicios de obra más, repartidos por toda la zona familiar, incluyendo módulos para minusválidos. Ha dado tiempo sólo a la mitad y el resto se terminará tras la Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios