PRECAMPAÑA- IZQUIERDA UNIDA

IU apoyará la manifestación de 'Málaga no se vende' del próximo sábado

  • El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Málaga ha críticado el modelo urbanístico desarrollado por el PP en la revisión del PGOU, documento que no contará con su apoyo porque "implica deteriorar el medio ambiente"

Comentarios 1

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Málaga criticó el modelo urbanístico desarrollado por el equipo de gobierno del PP en la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), documento que, a no ser que "cambie muy profundamente", no contará con el apoyo de la coalición porque "implica deteriorar el medio ambiente". Así, rechazó la especulación urbanística, de la que responsabilizó no sólo a los consistorios, sino también a la Junta de Andalucía, y anunció que apoyará la manifestación convocada para el próximo sábado, día 16, por la plataforma 'Málaga no se vende', que integran más de 70 colectivos sociales, vecinales y ecologistas de la provincia.

Asimismo, Izquierda Unida presentará una moción en el próximo pleno para reclamar, al igual que 'Málaga no se vende', "un desarrollo que respete, cuide y trate con inteligencia el territorio, el paisaje tradicional, los valores culturales y los recursos naturales". Abogó, por tanto, por "un modelo de desarrollo social y ecológicamente sostenible, cambiando para ello el actual modelo, que favorece la degradación ambiental y la especulación urbanística".

El portavoz de IU en el Consistorio malagueño, Pedro Moreno Brenes, apostó por "la defensa del territorio, el litoral y los recursos" y advirtió, por tanto, de que "la distribución del progreso y la producción de bienestar que puede tener el progreso no se pueden hacer a costa de la calidad del medio ambiente y de la calidad de vida de la gente y a favor de las cuentas de resultados de las grandes empresas".

Moreno Brenes demandó "una ordenación del territorio racional", ante lo que dijo al equipo de gobierno del PP que "no nos pida una foto con un PGOU de consenso si es que, finalmente, éste implica las torres de Repsol, eliminar el escaso territorio libre de Málaga y seguir posibilitando subidas brutales de la vivienda".

De igual modo, el concejal de izquierdas declaró en rueda de prensa que "el agua es un servicio público y debe serlo, no vamos a aceptar la privatización ni directa ni indirecta", al tiempo que defendió "el derecho a una vivienda digna".

Por su parte, el coordinador local de Izquierda Unida en Málaga, José Antonio Cabezuelo, que hizo un llamamiento a los malagueños para que participen en esta manifestación, que dará comienzo a las 11.00 horas en la plaza de la Merced, señaló que "las políticas de especulación, del suelo, del agua..., van contra los intereses generales", por lo que subrayó que "hay que pararlas".

Cabezuelo denunció que en esta actuación haya "un sustrato económico de primer orden: cómo repartimos las cargas y los beneficios que producimos; hay una disminución paulatina del sueldo, pero una acumulación paulatina de grandes beneficios en las empresas energéticas y constructoras".

Como ejemplo de ese modelo de desarrollo especulativo, mencionó las centrales térmicas de ciclo combinado previstas en la ciudad, que responden a "un modelo energético completamente desfasado", pese a lo cual "cuentan con un apoyo de planificación por parte de los planes energéticos andaluces aprobados por la Junta de Andalucía, las autorizaciones correspondientes de los ministerios de Medio Ambiente y de Industria y con el apoyo explícito de la tramitación urbanística hecha en el Ayuntamiento de Málaga".

"A estas instalaciones se les ha puesto la alfombra, cuando son un problema de primer orden, tanto por la emisión de dióxido de carbono como por la emisión de otros productos, lo que sufrirá el conjunto de las personas situadas en su entorno", criticó.

De igual modo se pronunció el portavoz de IU, quien resaltó "la hipocresía política que se está poniendo de manifiesto", recordando que el PSOE "ha apoyado todos los trámites necesarios" para la central de ciclo combinado de Campanillas, "desde el Gobierno de la Nación hasta la Junta de Andalucía".

"No vamos a aceptar en Málaga lo que en otros lugares no han querido por ser un modelo que generará más contaminación, contribuyendo al cambio climático y a un posible y eventual deterioro de la salud de las personas", manifestó Cabezuelo.

Además, apuntó que en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM), "que impulsa la Junta de Andalucía, gobernada por el PSOE --precisó--, se contempla no sólo la central de Campanillas, sino también la del Guadalhorce", así como otras actuaciones como "el estudio del puerto de El Morlaco". "Son muchas las complicidades políticas que están sucediendo en Málaga en torno a un modelo depredador", aseveró.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios