Intentan vender un mono protegido en un centro comercial

  • Los vigilantes del establecimiento frustraron el robo del animal y de una ardilla por parte del presunto comprador

Una pareja que intentó vender un mono tití pigmeo ha sido detenida como presunta autora de un delito relativo a la protección de fauna y animales salvajes por tener en su poder este animal y una ardilla richardson, cuando ambas especies están protegidas. Según un comunicado del Cuerpo Nacional de Policía, la pareja trató de vender el mono, la especie de primate más pequeña que existe, en un centro comercial de Málaga pero el comprador, al no estar de acuerdo con el precio convenido, optó por robar el animal, un acto que se vio frustrado por la actuación de los vigilantes, quienes retuvieron al presunto autor.

Ni los vigilantes de seguridad ni los agentes que acudieron al lugar del robo vieron de qué animal se trataba, pero los policías sí advirtieron durante la investigación contradicciones entre las versiones del detenido por el robo y de la pareja.

Mientras que el primero manifestaba que había ido a comprar un mono tití pigmeo, la víctima decía que el animal en cuestión era una ardilla que estaba enjaulada. Finalmente, las investigaciones llevaron a la conclusión de que se trataba de un mono tití pigmeo y también condujeron a la recuperación de la ardilla richardson. El presunto autor del robo está detenido por robo con violencia y los animales han sido enviados a un centro de rescate de animales salvajes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios