Interior asigna 400 agentes para la operación verano en Málaga

  • La temporada estival cuenta con el doble de personal que en 2007 · El Ministerio no aclara si son nuevos policías o los que ya existen · Otros 600 tomarán vacaciones

El Ministerio del Interior destinará 400 agentes para cubrir la operación verano en Málaga a partir del próximo martes 1 de julio. Así lo comunicó ayer el Ministerio del Interior en un comunicado, en el que explicaba que estos agentes se dedicarán, sobre todo, a reforzar la vigilancia en zonas turísticas y a controlar acontecimientos que supongan una gran afluencia de ciudadanos.

Sin embargo, la nota del Gobierno no detalla si se trata de una incorporación de nuevos agentes o si destinará a 400 de los que ya existen a la operación verano. Tampoco se recoge si se cubrirán las vacaciones del 33% de la plantilla que cada verano se toma vacaciones, con unos 600 agentes fuera de servicio en verano, según calcula el sindicato UFP. No obstante, la misma nota informativa del Gobierno avanza que la plantilla sí se reforzará de cara al verano, aunque sin precisar el número.

En cualquier caso, el Ministerio duplica este verano al número de agentes que se dedicarán a la operación verano, con 399 frente a los 204 destinados el año pasado. Se trata de 307 policías y 92 guardias civiles.

El objetivo de esta operación especial desplegada por el Gobierno pasa por incrementar la seguridad ciudadana en las zonas turísticas, donde la población puede llegar a multiplicarse por cuatro, así como reforzar la prevención ante acciones terroristas, además de atender con más celeridad a las víctimas de estos delitos. El plan incluye la actuación de unidades específicas como los Tedax o los guías caninos en el caso de que se produzcan incidentes con explosivos.

El dispositivo que se activará a partir del martes permitirá aumentar la vigilancia y el control preventivo en vías de comunicación urbanas e interurbanas, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas o campings.

Del mismo modo, se potenciarán las actuaciones para la obtención de información en prevención de actos terroristas y se agilizarán y facilitarán los trámites en las oficinas de denuncia, acortando los tiempos de espera, insiste el comunicado policial.

Además, la Policía prevé intensificar los contactos con los directores, gerentes o responsables de los establecimientos hoteleros para transmitirles la importancia de su colaboración ante la más mínima sospecha de cualquier actividad delictiva que se pudiera producir.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, también se ha puesto en contacto con los alcaldes de la provincia para reclamarles su colaboración frente a la operación verano. El objetivo: coordinar el trabajo y estrechar las relaciones entre los efectivos de policía local con los de cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para mejorar los resultados.

La operación verano se activa el martes a nivel nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios