Jefes de servicio del Regional instan a parar el "deterioro acelerado" de la asistencia

  • Los profesionales pulen un borrador de manifiesto para dar un toque de atención a la administración sanitaria

El megahospital que debía sustituir al viejo y disperso Carlos Haya ha caído en el olvido, mientras "el deterioro y la degradación" del principal centro sanitario de la provincia "prosiguen avanzando, ahora ya aceleradamente". Es la advertencia que lanza un puñado de jefes de servicio del Hospital Regional a través de un manifiesto. El documento, aún en fase de borrador, defiende la sanidad pública, pero arremete contra la precariedad laboral, los edificios y la tecnología obsoletos, los recortes al 75% en la contratación, el cierre de camas, el aumento de las listas de espera y el retroceso en la política de personal.

El escrito denuncia que las unidades de gestión son "una sombra de lo que fueron" y que la posibilidad de contratar a los más preparados "se ha perdido por los vericuetos burocráticos". Tras trazar un panorama de "profesionales indignados" y gestores "más preocupados en disminuir el gasto que en resolver los problemas de salud de los ciudadanos", los médicos que suscriben el documento advierten que la situación "ni puede ni debe seguir así". Los firmantes apuntan que "no se debe confundir la lealtad al SAS y a nuestro hospital, con el silencio" porque mientras el Regional "se desangra".

Además, recuerdan que Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla-La Mancha -en ese orden- son las regiones que menos dinero destinan por persona a sanidad.

No es la primera vez desde que se inició la crisis, que profesionales de un centro sanitario han suscrito un manifiesto para exigir que paren los recortes. Los profesionales aclaran que aún no está cerrado su contenido ni tampoco el momento en que se presentará. Debido a la proximidad de las elecciones autonómicas, hay facultativos que prefieren posponerlo hasta después del 22-M para que no se interprete en clave electoral. "Porque de lo que se trata es de aunar voluntades para defender un bien público como es la sanidad", apuntó un facultativo.

Otro profesional que lo ha firmado justificaba el documento en que no se puede seguir apretando a los centros con más recortes y aseguraba que el escrito iba en sentido "absolutamente constructivo". Para otros, el manifiesto se queda corto frente al "recorte brutal" de profesionales e incluso del material fungible necesario para la asistencia y que cada vez está más sujeto a controles burocráticos que complican el trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios