La Junta encarga un plan para evitar que el modelo del litoral llegue a la Serranía

  • La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha licitado la contratación del equipo redactor para el Plan de Ordenación del Territorio de esa zona de la provincia

La Serranía de Ronda cuenta con un alto valor natural que se pretende proteger de desarrollos urbanísticos como los ocurridos en el litoral. La Serranía de Ronda cuenta con un alto valor natural que se pretende proteger de desarrollos urbanísticos como los ocurridos en el litoral.

La Serranía de Ronda cuenta con un alto valor natural que se pretende proteger de desarrollos urbanísticos como los ocurridos en el litoral. / Javier Flores

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía ha licitado la redacción del Plan de Ordenación del Territorio de la Serranía de Ronda, que tendrá un coste total de 456.412 euros.

Un plan cuya elaboración se justifica por parte del Gobierno andaluz al haberse observado el desplazamiento a determinadas zonas del interior de Andalucía del modelo de desarrollo urbanístico y turístico que han tenido lugar en el litoral "debido a la colmatación de este espacio y la dificultad de disponer grandes extensiones de suelo para actividades vinculadas a estos usos y las nuevas demandas del turismo ligado a la naturaleza".

Varios alcaldes aseguran que no tenían conocimiento de esta iniciativa

Entre estas zonas de interés y susceptibles de este desplazamiento del modelo del litoral se señala al conjunto de la Serranía de Ronda, por su proximidad al litoral malagueño y sus riquezas naturales se considera que tiene un gran potencial para el desarrollo del turismo de naturaleza y cultural. "Todo ello motiva la necesidad de elaborar un plan de ordenación del territorio de escala subregional, que identifique los elementos básicos que organizan y estructuran el territorio, e indique los criterios y objetivos para la compatibilización y ordenación de usos, para la adecuada distribución de las funciones urbanas de los municipios y núcleos de esta zona rural, y para la protección y mejora del paisaje, de los recursos naturales y del patrimonio cultural", indica el documento de la licitación.

El documento que será encargado deberá hacer un análisis de los recursos de la comarca rondeña y la compatibilidad de los diferentes usos que puedan desarrollarse en la misma en este ámbito.

No obstante, se contempla que el equipo redactor mantenga diferentes encuentros con los representantes de los distintos ayuntamiento situados dentro del ámbito de actuación, que son un total de 33 municipios: Algatocín, Alozaina, Alpandeire, Ardales, Arriate, Atajate, Benadalid, Benalauría, Benaoján, Benarrabá, El Burgo, Cartajima, Carratraca, Cortes de la Frontera, Casarabonela, Cuevas del Becerro, Faraján, Gaucín, Genalguacil, Guaro, Igualeja, Jimena de Libar, Jubrique, Júzcar, Monda, Montecorto, Montejaque, Pujerra, Parauta, Ronda, Serrato, Tolox y Yunquera. En conjunto suponen una población total 75.405 habitantes, según el Padrón Municipal de Habitantes de 2015.

El encargo de este documento de planeamiento cogió por sorpresa a muchos de los responsables municipales, que declinaron realizar declaraciones al no tener conocimiento del mismo. De hecho, fuentes municipales de algunos los consistorios consultados por este periódico mostraron sus recelos a la iniciativa, ante el temor de que pueda suponer que las pocas inversiones previstas en la zona puedan verse truncadas.

"Aquí no llegó la masificación ni en el boom del ladrillo", señaló una de estas fuentes que mostró su inquietud por las intenciones que se persigan con la elaboración del plan.

Además, también mostraron su preocupación porque el documento, más que posibilitar un desarrollo, suponga un freno más para que lleguen inversiones a una comarca que pierde población desde hace años y que tiene importantes deficiencias en sus sistemas de comunicaciones, con numerosas carreteras en mal estado, tanto internas como de salida al exterior.

Algunos de los responsables municipales consultados también mostraron su extrañeza porque este procedimiento se hubiese iniciado sin informar previamente a los alcaldes, aunque manifestaron su confianza en que durante el proceso de redacción se les llame y el documento que finalmente se apruebe cuente con el consenso de todos.

Otros, que consideran que dicho planeamiento puede ser necesario para evitar ciertas situaciones como las ocurridas en el litoral, también insistieron en que debe ser un texto para ordenar el desarrollo de la comarca y no para limitar su posible crecimiento. El alcalde de Jimera de Líbar, Francisco Javier Lobo, mostró su sorpresa porque la Junta de Andalucía no hubiese informado previamente de sus intenciones de desarrollar este plan.

El que sí aseguró tener información sobre estas intenciones del Gobierno andaluz fue el regidor de Arriate, Melchor Conde, que además calificó dicho documento como "fundamental" para el desarrollo de los municipios de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios