La Junta investigará el entorno familiar de la niña agredida

  • El padre biológico se ha hecho cargo de la menor con carácter provisional, hasta que la Delegación de Bienestar Social determine quién asume la custodia

Los técnicos de la Delegación de Bienestar Social estudiarán a partir de hoy las circunstancias familiares de la niña de 3 años presuntamente maltratada por su madre en Alhaurín de la Torre. La delegada de Bienestar Social, Amparo Bilbao, indicó ayer que, como corresponde en estos casos, se analizará el entorno de la menor para tratar de esclarecer las condiciones en las que pudo tener lugar el maltrato.

Además, el padre biológico de la niña, que no vivía en el domicilio familiar, se ha hecho cargo de la menor, aunque con carácter provisional, hasta tanto la Junta resuelva quién asume la custodia, "teniendo muy en cuenta lo que digan la Fiscalía de Menores y el Juzgado", precisó Amparo Bilbao.

Como ayer publicó Málaga hoy, las presuntas agresiones fueron detectadas el miércoles de la semana pasada por el personal médico del servicio de urgencias del Hospital Materno Infantil de Málaga. La menor había sido trasladada al centro hospitalario, al parecer, para ser atendida de otra dolencia.

La doctora que la atendió en el servicio de urgencias observó una serie de moratones y laceraciones en la cara que le resultaron sospechosas. Por eso, decidió hacer una exploración más minuciosa. Entonces descubrió hematomas que previsiblemente habían sido causados días antes y que le hicieron sospechar que la niña, de tres años, estaba siendo víctima de malos tratos.

Posteriormente agentes del Grupo de Menores y Escoltas (Gemac) de la Policía Local se entrevistaron con la madre, quien admitió que las laceraciones que la niña tenía en la cara se las había causado al darle dos bofetadas y arañarla con un anillo. Además, la mujer incurrió en algunas contradicciones y ofreció explicaciones poco convincentes sobre los hematomas que tenía la menor en el cuerpo, de ahí que la arrestaran y la trasladaran a la comisaría de la Policía Nacional.

La madre, residente en la urbanización de Pinos de Alhaurín, ha sido imputada por un presunto delito de malos tratos. Además, la Policía también ha interrogado a su compañero sentimental, si bien los indicios apuntan en este momento de la investigación que no está implicado en las agresiones.

Las fuentes consultadas por este periódico han apuntado que esta no es la primera vez que esta mujer se ve involucrada en un asunto de difícil explicación en relación con su hija, cuando fue hallada por la Policía Local de noche en la carretera, tras salir del vehículo en el que la había dejado su madre mientras iba a cenar a un restaurante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios