Juzgan al acusado de matar al hijo de su pareja en una balsa

  • La fiscalía malagueña ha solicitado para el acusado una pena de 20 años de prisión por asesinato

Antonio F. en el momento en que pasó a disposición judicial. Antonio F. en el momento en que pasó a disposición judicial.

Antonio F. en el momento en que pasó a disposición judicial. / efe

Un jurado popular tiene previsto juzgar a partir de este lunes 19 de junio al hombre acusado del asesinato del niño de tres años, hijo de su entonces pareja, que fue encontrado en una balsa en Los Montes de Málaga capital en febrero de 2015.

Los hechos sucedieron en concreto el 9 de febrero. La Fiscalía de Málaga solicita 20 años de prisión y le acusa de un delito de asesinato. Igual condena solicitan las acusaciones particulares, que representan a la madre y al padre del pequeño; mientras que la defensa ha mantenido que la muerte fue accidental, considerando que se trata de un delito de homicidio imprudente.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, a las que tuvo acceso Europa Press, el acusado mantuvo una relación con la madre del niño desde abril de 2014 y durante ese tiempo "habitualmente, a salvo de ciertos periodos de conflicto, ambos convivieron con el menor en el domicilio de la mujer" en el barrio de Pedregalejo de la capital.

En los días previos a los hechos, relata el ministerio fiscal, el acusado, que mantenía una relación en ocasiones "complicada" con la mujer, "resolvió deshacerse del menor, bien sea por celos bien por entender que era un estorbo en su relación con la madre", motivo por el que los días 27 y 28 de enero contactó por teléfono con el padre del pequeño, intentando convencerle con "diversas excusas" de que se lo llevase a Ceuta, donde él vivía, y se quedara definitivamente con él.

"Como no lograra su propósito de deshacerse del menor por esta vía, resolvió acabar con su vida, eligiendo el método, el día y el lugar adecuado para ello, así como el plan para quedar libre de toda responsabilidad por tales hechos", sostiene la acusación pública en su escrito inicial, en el que también coincide el presentado por el letrado de la madre.

Así, el día 9 de febrero de 2015, el hombre estuvo con la madre del niño hasta las 15.00 horas, momento en el que fue a recoger al menor a la salida del colegio. Pero, lejos de regresar a la casa, el acusado, "en cumplimiento del plan que tenía previamente diseñado", señala el fiscal, condujo por la carretera de Los Montes de Málaga para dirigirse al mirador de un paraje "recóndito y muy raramente transitado". Desde ese lugar puede verse una balsa para recogida de agua contra incendios "que el acusado, conocedor del paraje, había escogido para la realización de su criminal propósito", dice el ministerio público, quien añade que una vez aparcado el coche, fueron andando por un camino de tierra hacia el mirador y desde allí descendieron hasta donde estaba la balsa, superando varios obstáculos.

Allí, el acusado, "sabedor de que el menor no sabía nadar y prevaliéndose de su superioridad física, lo arrojó sin miramientos al interior de la balsa, dejando que se ahogara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios