Juzgan a dos etarras por un atentado con coche-bomba en MarbellaUn año de cárcel por quedarse con el dinero de la venta de maquinaria

  • La explosión del vehículo, con una carga de entre 40 y 50 kilos, provocó daños materialesLa sentencia recoge que el hombre deberá pagar una indemnización de 41.200 euros

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá veinte años y tres meses de prisión para los presuntos miembros del comando Argala, de ETA, Andoni Otegi Eraso y Óscar Zelarain Ortiz, acusados de colocar el coche-bomba que explotó en Marbella el 21 de junio de 2002, causando daños materiales. En el juicio que se celebrará el próximo jueves, el fiscal sostendrá que Otegi y Zelarain utilizaron un vehículo robado previamente en Francia y en el que colocaron una carga de entre 40 y 50 kilogramos de explosivo.

La explosión se produjo a las 13:00 del 21 de junio de 2002 en la calle Arturo Rubinstein de la citada localidad malagueña, a unos cincuenta metros del Palacio de Marbella y afectó a los coches que se encontraban en las cercanías y a varios edificios, pero no causó daños personales. La Audiencia Nacional también juzgará esta semana a los presuntos miembros de Segi Oier Urrutia y David Hernández García, para quienes el fiscal pide 17 años por los delitos de asociación ilícita y terrorismo.

La Audiencia de Málaga ha condenado a un hombre a una pena de un año de prisión por quedarse con el dinero fruto de vender maquinaria entregada por una empresa para reparar y para que hiciera gestiones para esa venta. Además, deberá pagar una indemnización de 41.200 euros a dicha entidad. La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, señala que el acusado recibió en 2005 siete máquinas propiedad de una empresa para que "las reparase y efectuase gestiones para la venta de éstas". Pero, según se declara probado, el hombre "dispuso de tales máquinas en su beneficio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios