Lágrimas en el último día de cole

El jaleo que se escuchaba ayer en los pasillos de centros como el CEIP Pintor Revello de Toro alrededor de las dos de la tarde era diferente al de otros días. Básicamente por las lágrimas, que fueron ayer las protagonistas en muchos de los centros de infantil y primaria. Pero no porque los pequeños no quisieran entrar en el colegio y alejarse de sus padres; sino por lo contrario, ya que muchos de ellos no querían irse de vacaciones. Ayer era su último día de clase y el verano parece no gustarles demasiado.

Para otros el de ayer era el día de la felicidad: es lo que piensan los mayores, alumnos de los últimos cursos de primaria. Saben que llegan las vacaciones y el adiós a los libros de texto es bien recibido. Aunque hoy su situación puede cambiar, ya que es el día que en muchos de ellos recibirán las notas de fin de curso, lo que puede condicionar su descanso veraniego. También será el día en el que los padres reciban el cheque que permite que los libros de texto sean gratuitos, algo que se extiende el próximo curso a toda la enseñanza obligatoria.

"Pero no todos descansan, porque a nosotros todavía nos quedan unos días aquí", afirmaba el director del CEIP Pintor Revello de Toro, en Teatinos. Los profesores tienen todavía que realizar las memorias del curso y participar en los últimos claustros antes del verano. Para muchos de ellos el próximo viernes será el último día de trabajo, mientras que otros también tendrá que acudir el próximo lunes 30 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios