Libros de sol y sombrilla

  • Las ediciones de bolsillo es el formato idóneo para llevarse a la playa · María Dueñas y Pérez-Reverte continúan como los más vendidos desde sus estrenos

El verano es una ocasión perfecta para retomar todos los libros que a lo largo del año vamos posponiendo por la escasez de tiempo libre. La época estival resulta idónea para trasladar el punto habitual de lectura a la toalla de la playa bajo el sol o de la sombra de una sombrilla.

Los libros más vendidos este verano continúan siendo los de María Dueñas (El tiempo entre costuras) y Arturo Pérez-Reverte (El asedio), que a pesar de llevar varios meses en el mercado se mantienen como los más solicitados. Estos dos títulos están siendo los más exitosos del verano, pero vienen muy seguidos de La Venganza de Sevilla, de Matilde Asensi; Dime quién soy, de Julia Navarro y las sagas de Stephanie Meyer, Camilla Läckberg o Federico Moccia.

En cuanto al formato, la venta en las vacaciones se dispara en lo que a libros de bolsillo se refiere, ya que son los más demandados por su comodidad de transporte. Además, la oferta que brindan es más variada y la gente no se centra exclusivamente en los de novedad. "El libro de bolsillo es el que más se vende durante todo el año, pero en verano su venta se incrementa aún más", afirma Berni, uno de los dependientes de la librería Luces. Además de ser más llevaderos y ligeros, el bajo precio, en comparación con el resto de libros, hace que el libro de bolsillo sea el producto estrella de las librerías.

La novela sigue siendo el género literario por excelencia. "Este año son muchos los lectores que se decantan por la novela negra, aunque la histórica siempre se sitúan entre los géneros más leídos", explica Berni, quien recalca que la venta de libros este año ha experimentado un ligero descenso respecto al año anterior.

Otros estilos como el ensayo también tienen mucha salida a través de autores como Eduardo Punset y su Viaje al poder de la mente o títulos concretos. También destacan las obras del periodista sevillano Manuel Chaves Nogales en la biografía Juan Belmonte, matador de toros, o La agonía de Francia, en su faceta más narrativa.

Con las conmemoraciones hay mucha gente que se acerca a autores que hasta entonces no se había acercado. El primer centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández ha aumentado la venta de obras del autor, así como las muertes de los escritores José Saramago o Miguel Delibes, que también han reportado mayores ventas tras su fallecimiento. También es el caso de Alicia en el País de las Maravillas, coincidiendo con su reciente estreno en la gran pantalla.

Las librerías de la ciudad de momento no han sufrido el incipiente auge de los libros electrónicos: "El e-book está recién empezando, no se sabe aún qué impacto va a tener pero habrá que esperar, ya que el aparato ahora mismo no lo tiene casi nadie, cuenta uno de los dependientes de la librería Cincoechegaray.

Y es que parece que los usuarios aún se mantienen reticentes al uso de la nueva herramienta electrónica: "Nosotros hemos vendido libros electrónicos, pero se venden poquísimo. Aún no hay demasiada demanda", informa uno de los dependientes de la Librería Luces.

El mercado del libro electrónico está en auge, pero su crecimiento se está produciendo de una forma muy paulatina. El nuevo aparato ofrece numerosas ventajas en cuanto a comodidad y sobre todo a almacenaje de volúmenes. "El problema del libro electrónico es la guerra de formatos. Los interesados en vender estos productos no son los libreros, sino los creadores de los formatos de lectura", comentan desde la librería Luces. En este sentido, recalcan que España es el "vagón de cola" de este formato, puesto que llegan ediciones antiguas de libros que ya se han vendido en otros países. "No creo que en Navidades se experimente un auge en la venta de este tipo de libros, aunque nunca se sabe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios