"A Málaga le irá mejor con Griñán; me consta que impulsa la descentralización"

  • Heredia garantiza el apoyo de la provincia en el próximo congreso al presidente de la Junta, del que dice que tiene una "especial sensibilidad con Málaga", y critica el discurso "victimista" del alcalde

Comentarios 22

Antes de la entrevista en la sede provincial del PSOE, Heredia saca de su bolsillo una ovejita de plástico. Siempre lleva juguetes a mano para entretener a sus hijos. Su discurso sigue pecando de tirar en exceso de manual, y a veces recuerda a aquel diputado en la oposición que fustigaba al Gobierno del PP. Pero desde que llegó a la dirección de los socialistas malagueños hace año y medio, nunca se le había visto tan relajado y seguro. Presume de su buena relación con Griñán y de que en el último comité provincial se escenificó el fin del sector crítico. Niega nuevas disensiones. Aunque haberlas haylas.

-El consejero de Turismo, otrora líder del denominado sector crítico, dijo hace semanas que ya no había críticos en el PSOE de Málaga.

-Me siento muy satisfecho del último comité provincial del partido, que recibió con un apoyo del 100%. Siempre he defendido que para esta ejecutiva había dos planteamientos fundamentales: Sumar y trabajar. Aquí hay espacio político para todos. Para todos los que trabajen, porque el trabajo une mucho. Y me consta que Luciano Alonso tiene una extraordinaria capacidad de trabajo. Y por tanto tiene el espacio político que se merece dentro de este proyecto.

-Esa calma aparente no quita que haya corrientes internas y barones, como el presidente de la Diputación. Ya ha habido algún pulso en las agrupaciones.

-Tengo una magnífica relación personal con Salvador. Hablo a diario con él, y es otra persona con gran capacidad de trabajo. Va a tener el espacio y el peso que merece.

-¿Ese espacio es repetir por tercera vez como candidato socialista a presidir la Diputación?

-Vamos a ir paso a paso. Ahora tenemos primero el congreso regional a la vuelta de la esquina, y el siguiente paso es la confección de las candidaturas. Soy una persona metódica, iremos poco a poco resolviendo todas las incógnitas.

-El número dos del PSOE andaluz, Luis Pizarro, deseó suerte hace unas semanas en Marbella a José Bernal en las elecciones municipales. ¿Desea usted suerte a Martín Delgado en Málaga?

-Creo que Pepe Bernal está haciendo un magnífico trabajo en Marbella. Y en relación a Málaga tenemos un conjunto de personas que tienen ilusión, ganas, ambición, y quieren a Málaga por encima de todo. Quieren proyectos ilusionantes. Y en Málaga se respiran aires de cambio, porque lo que nadie entiende es que nos encontremos con un alcalde sin ilusión, sin ganas, sin un solo proyecto de ciudad. Quiero una Málaga líder, que sea referente en el conjunto nacional e incluso europeo. Y eso solamente es posible con un giro de timón, con una persona ilusionante con un programa ilusionante y con una magnífica lista, y esa será la propuesta que haremos en las municipales.

-Hasta ahora la única persona que ha proclamado en público esas ganas e ilusión es Martín Delgado. ¿No es un poco absurdo estar hablando de 'señales' sobre el candidato, cuando es casi 'vox populi' que será él?

-Le diré una cosa. En este momento tenemos más personas que nunca en la historia para afrontar un proyecto ilusionante de progreso para una Málaga líder. Vamos a elegir a la mejor persona en coordinación con la ejecutiva regional y la federal. Y lo determinaremos cuando llegue el momento.

-¿La mejor persona de cara a los ciudadanos o a las agrupaciones?

-Siempre de cara a los ciudadanos. Una de mis prioridades es que el partido esté cerca de los ciudadanos. Mantengo reuniones permanentes con las agrupaciones, las visito y tengo relaciones fluidas con los militantes para conocer su opinión. Pero tenemos que presentar al mejor candidato de cara a la ciudadanía. Quiero un proyecto para el conjunto de Málaga, no un proyecto únicamente de partido.

-Tras la desbanda anterior, ¿va a exigir el compromiso de permanencia a los miembros de la lista en el caso de perder? ¿O se volverá a hacer una lista para ganar y otra de suplentes si se pierde?

-Primero quiero valorar extraordinariamente el trabajo que se lleva a cabo por el grupo municipal socialista. Por primera vez tenemos un alcalde que ha sido tocado en la ética, donde hemos podido comprobar cómo en el Ayuntamiento se hacían adjudicaciones a dedo a cuñados, también que en un momento en el que muchas familias pasan dificultades económicas, hay demasiados contratos blindados que superan los 100.000 euros. No sé tampoco qué pintamos con un asesor para las relaciones con EEUU. En cuanto a su planteamiento, vamos a presentar un proyecto ganador, por lo que no le veo sentido a su argumento.

-Eso es lo que se ha dicho desde la dirección del partido en las dos últimas elecciones, y luego llega la derrota y ocurren cosas como que cinco de las siete primeras personas de la candidatura dejaron su puesto. Eso da a los ciudadanos una imagen de falta de compromiso. Le vuelvo a preguntar. ¿Van a pedir ese compromiso a los candidatos? Es una pregunta de sí o no.

-Vamos a ver, mi responsabilidad como secretario general es triple. En este momento debe funcionar bien el trabajo del grupo municipal, y lo hace. En segundo lugar, dinamizar las agrupaciones y el partido en la ciudad, y en tercer lugar, presentar a la mejor persona y el mejor equipo de cara a los ciudadanos para defender el proyecto que necesita Málaga. A partir de ahí, los ciudadanos podrán ir viendo todo esto que le digo.

-Pero el mejor equipo también vale para estar en la oposición.

-Sin ningún género de duda.

-Le reitero, pues, la pregunta. ¿Exigirán a los miembros de la lista que sigan en sus puestos?

-Y yo le insisto, cuando vaya al río atravesaré el puente. Mi planteamiento es que quiero un proyecto para ganar. Y se va a elaborar un proyecto, con una persona y un equipo, para ganar. No contemplo otra posibilidad.

-Dice usted que el alcalde abusa del victimismo y la confrontación. Pero a veces se le dan argumentos desde las administraciones que gobierna su partido. Dos ejemplos recientes: Adif con las obras del bulevar, pidiendo unos aprovechamientos por unos suelos por los que ya se le compensó, y el caso de la Junta en Arraijanal. Promete un parque pero la expropiación de los suelos se va a pagar con aprovechamientos que corresponden a la ciudad. De momento al alcalde le va muy bien electoralmente moviéndose en ese terreno.

-Málaga es probablemente una de las ciudades españolas que más inversiones recibe de las administraciones socialistas...

-De la Junta no. De hecho lleva años siendo la última o la penúltima en inversión por habitante.

-Le repito: en el conjunto de las administraciones socialistas. Evidentemente, tiene que entender la compensación Gobierno Central y Junta de Andalucía.

-Efectivamente, hay una compensación y no debiera haberla.

-Le voy a dar datos. Somos la provincia española con más inversión en carreteras. Dentro de muy poco inauguraremos una nueva terminal y tendremos uno de los mejores aeropuertos de Europa. Y eso es una inversión del Gobierno socialista de Zapatero. Tenemos una de las ciudades mejor comunicadas, por alta velocidad. Y tenemos un puerto al que llegaron 400.000 cruceristas en 2009. El 80% de la inversión que se está haciendo en Málaga capital es de los gobiernos socialistas de Zapatero y de Griñán. Queremos a Málaga y lo demostramos con obras, que son amores. Usted habla de proyectos concretos, y a mí me gustaría que el alcalde arrimara el hombro en alguno. No creo en un proyecto victimista de ciudad, sino en uno ilusionante. Todos los grandes proyectos de ciudad cuentan con financiación del Gobierno de Zapatero o del de Griñán. No hay un solo proyecto de calado que no la tenga.

-Algunos proyectos simplemente no existen porque la Junta se niega a darles los fondos europeos que pide el Ayuntamiento.

-Creo que todo lo que venga de más es bueno y lo voy a defender, pero tenemos que partir de una realidad. Que en un momento de dificultad económica como en el que estamos, Málaga ha sido la ciudad que más se ha transformado, y eso ha sido posible porque dos administraciones socialistas han apostado por Málaga. Como responsable del PSOE trabajo día a día como interlocutor con las administraciones para que se sigan impulsando proyectos. En el tema del bulevar, usted sabe que ha habido un planteamiento desde Adif de sentarse para buscar una solución.

-Le recuerdo que el problema lo crea Adif exigiendo otra compensación para ceder el suelo del soterramiento a la ciudad.

-El último planteamiento de Adif ha sido buscar un acuerdo con el Ayuntamiento. Adif está invirtiendo unos 650 millones de euros en proyectos de los que se beneficia Málaga. Y respecto al tema de Arraijanal, entiendo que una ciudad pueda pedir compensaciones por un cementerio nuclear, ¿pero por un gran parque? Como malagueño no lo puedo entender. Usted y yo tenemos hijos pequeños, y Málaga creo que es la única gran ciudad de España que no tiene un gran parque. ¿Cómo se entiende que en una ciudad como Málaga la única apuesta sea ladrillo y más ladrillo, compensaciones y más compensaciones?

-El centralismo de la Junta es otra crítica del PP que ha calado en la ciudadanía. De hecho, en la última encuesta del IESA la Junta sale muy mal parada en Málaga.

-Como secretario general estoy enormemente satisfecho de que el presidente de la Junta de Andalucía se llame José Antonio Griñán. Es una persona que ha demostrado que cree en Málaga, que confía y que apuesta por Málaga. Uno de los pilares de su discurso es la descentralización. Y me consta que está trabajando en ello, que ha habido un cambio de talante de apostar por la descentralización. También hay una mayor presencia en Málaga. Tenemos un presidente cada quince o veinte días aquí, y eso es importante. Está trabajando por impulsar proyectos que veremos en un plazo corto de tiempo.

-Usted cree entonces que a Málaga le irá mejor con Griñán.

-Estoy convencido y lo dije desde el primer día. Como secretario general voy a trabajar por el liderazgo de Griñán. Creo que es un magnífico presidente y es un presidente que quiere a Málaga.

-¿Es que Chaves no la quería?

-No he dicho eso. Aquí ha habido un presidente que se llama Manolo Chaves que ha gobernado 20 años y ha hecho la mayor transformación que ha sufrido en su historia Andalucía. Ha hecho una inversión sin precedentes, también en Málaga. Hay proyectos muy importantes. Quiero poner en valor el trabajo de Chaves. Ha transformado totalmente nuestra provincia. A continuación le diré que soy enormemente optimista con esta persona que es el presidente de todos los andaluces, que pronto será el secretario general, porque tiene una especial sensibilidad con Málaga.

-¿Veremos a Griñán presentar en las próximas elecciones, como principal promesa en Málaga, el tren de la Costa del Sol? Chaves ya lo hizo en las campañas de 2000, 2004 y 2008, y aún no se ha puesto una piedra.

-Esta es la provincia con más inversión en materia ferroviaria. Ya tenemos el AVE. Se está haciendo la conexión con Granada y Sevilla y la de Ronda y Algeciras, y se han invertido 120 millones en el Cercanías. ¿Tenemos que ir a más? Claro que sí. El corredor ferroviario de la Costa del Sol supone una inversión enorme. Y hay que buscar fuentes de financiación para que sea viable e incluir a varias administraciones. A día de hoy se ha conseguido incluir al Gobierno central y a la financiación privada. Ya se ha adjudicado el primer tramo. Usted y yo coincidimos en que debería ir más rápido. Pero tenga por seguro que ambos lo veremos funcionando y llegando en 35 minutos a Estepona.

-Catorce de los veintinueve alcaldes y ex alcaldes imputados por delitos urbanísticos son de su partido. Y la anterior Ejecutiva recibió denuncias de casos como los de Estepona y Alcaucín y miró para otro lado.

-Tengo que destacar el magnífico trabajo que está haciendo el consejero de Vivienda. Ha sido capaz de poner de acuerdo a todos los alcaldes que no tenían planes generales aprobados, de todos los partidos políticos, para impulsar una solución a la problemática urbanística.

-Esa es una respuesta, pero no a mi pregunta.

-Le diré que hay una diferencia clara con el PP. En el PSOE no hay ningún alcalde imputado por corrupción. En el momento que eso ocurre, inmediatamente se le expulsa. Nosotros sacamos del cesto las manzanas podridas. El PP no hace eso, y mantiene al alcalde de Alhaurín el Grande tras pagar una fianza. Tenemos tolerancia cero frente a la corrupción, y eso lo vamos a aplicar a rajatabla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios