Málaga supera la crisis con un fuerte alza de pernoctaciones y plazas hoteleras

  • En los ocho primeros meses del año se han superado los 12,4 millones de estancias hoteleras y se han creado 5.200 nuevas plazas en la Costa del Sol · El consejero de Turismo se muestra "optimista, pero prudente"

Decir que el turismo se ha convertido en el principal refugio económico de Málaga en estos tiempos de crisis no es nuevo. Pero, afortunadamente para la provincia, es una tendencia que se mantiene, hasta el punto de que los datos obtenidos en los ocho primeros meses del año son muy buenos, teniendo en cuenta la borrasca en la que se encuentran el resto de los sectores y la economía mundial. En Málaga se contabilizaron entre enero y agosto de este año 12,4 millones de pernoctaciones (número de noches que un turista pasa en un hotel), lo que supuso un aumento del 4,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Fue la mayor subida porcentual de Andalucía, algo que no es fácil si se tiene en cuenta que sólo la Costa del Sol acapara más de un tercio de las pernoctaciones de la región. Además, entre enero y agosto se han creado 5.200 plazas hoteleras más en Málaga, un crecimiento del 7,2%, según los datos facilitados ayer por la Junta de Andalucía.

El consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, destacó que, pese a estos números, "debemos ser prudentes, pero optimistas" y destacó que el sector "siempre ha salido airoso de las situaciones de crisis porque ha sabido prepararse". Alonso hizo hincapié en que "hay que tener fe en un sector que está invirtiendo" y recordó que se han presentado 218 solicitudes para modernizar la planta hotelera andaluza "y hemos superado todas las previsiones iniciales para la solicitud de adaptación turística de cortijos o palacetes".

En el conjunto andaluz, la comunidad autónoma recibió hasta agosto 18,7 millones de turistas, un 1,6% más, que realizaron 31,6 millones de pernoctaciones, un 1% más. También se crearon en ese periodo 10.000 nuevas plazas hoteleras hasta un total de 245.000.

Con estos datos globales sobre la mesa, Alonso señaló que "el año 2008 está siendo moderadamente bueno teniendo en cuenta que estamos un poco por encima de 2007 y que éste fue un buen año turístico y económico". No obstante, el consejero reconoció que "el crecimiento no está siendo el de años anteriores ya que la coyuntura económica está afectando a sectores como la restauración o los transportes". En este sentido, parece inalcanzable la predicción de crecer un 3% que realizó Alonso a comienzos de año. "Si no lo conseguimos me sentará mal pero lo que más me importa es que está aguantando el empleo y eso es importante", continuó.

La crisis económica, según Alonso, está provocando que muchos turistas nacionales y europeos se hayan decantado por viajes cortos "y eso está siendo una ventaja para nosotros". Las pernoctaciones de españoles se han mantenido respecto al año anterior y, en el caso de los extranjeros, ha habido destacados incrementos de alemanes, británicos y franceses. El gasto de los turistas también ha subido hasta los 537 euros (un 4,7% más).

No obstante, ni la Administración ni las empresas se pueden dormir en los laureles. Alonso reclamó una mayor competitividad mediante la innovación, la creación de valor añadido para el cliente o un mayor control de los precios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios