Málaga lleva la sonrisa a Malí

  • La ONG Mujeres Solidarias consigue suelo para crear una maternidad en un pequeño poblado del país

Comentarios 0

Se encuentran "muy contentos en el terreno moral, pero cansados en lo físico". Han estado diez días en un pequeño poblado de País Dogón, en la República de Malí. Y han conseguido lo que se proponían: toda la documentación y permisos les necesarios para construir una maternidad para las madres de la zona. Pero también, concienciar de los problemas de la mutilación genial de las pequeñas. Tanto, que el comité de mujeres del poblado se ha comprometido a eliminarlo de sus prácticas habituales. "Ha sido una aventura bastante dura, pero ha merecido la pena", explica María Vicenta Serrano, presidenta de la ONG Mujeres Solidarias, que ha viajado con otras cuatro persona.

El éxito no ha sido cosa fácil. Por un lado los preparativos y la burocarcia (seis meses de papeleo, correos electrónicos o llamadas antes de poner rumbo a África). Por otro, tener que recorrer 2.400 kilómetros hasta un pequeño poblado en pleno desierto con prácticamente nulos servicios públicos. "Hemos dormido en camas, pero otras veces en el propio suelo", explica Daniel López, uno de los técnicos de la facultad de Ciencias de la Comunicación que ha realizado este viaje para realizar una obra documental sobre la labor de Mujeres Solidarias. "El objetivo de nuestro trabajo es realizar una pieza audiovisual que muestre el trabajo que se desarrolla por la ONG y que sirva como herramienta mediática para obtener recursos para conseguir los objetivos trazados por la organización", añade Daniel López. La principal meta era conseguir los permisos para la materinadad, pero ahora llegan otras nuevas, como la construcción de dos pequeñas escuelas, más pozos y depósitos de agua (además de los dos que ya han construido) o desarrollar programas de vacunación infantiles, ya que la malaria hace estragos en la zona. "Me fui teniendo la visión típica de Malí como un país africano tercermundista, violento en muchos casos y sin saber muy bien donde colocarlo en el mapa. Sin embargo, la República de Malí, ha resultado ser un lugar maravilloso, lleno de gente de paz pero con una escasez de recursos apabullante", añade Dani, que ha trabajado junto a Álvaro Luna y Lidia Peralta, que ha tenido doble labor en la aventura: periodista y traductora.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios