Marcar las diferencias

  • El PSOE ha dado por comenzada la precampaña de las autonómicas, como si alguna vez en los últimos meses no hubieran estado en campaña. Al menos, servirá para levantar los ánimos, un poco alicaídos tras los últimos revolcones sufridos en las urnas

EL patio del PSOE de Málaga parece que se anima. Después de semanas con caras largas y ánimos a la altura de las babuchas, la tropa parece que se ha ido calentando y sacando fuerzas de flaqueza para hacer frente, como auténticos guerreros, al último episodio electoral de la larga confrontación que se inició en mayo del año pasado. No se sabe si las pugnas internas, que salieron a flote en el pasado congresillo, o la visión de la acción política que empiezan a desarrollar los populares por todos los rincones, o incluso, los resultados de alguna encuesta que vaticina que el milagro todavía es posible, han servido de revulsivo para dar la batalla, con la cabeza alta, y tratar de no perder el último bastión de peso que le queda al PSOE.

En las filas socialistas se han percatado de que el secreto para tratar de ganar los comicios de marzo no está en hablar mucho y alto, sino en trabajar más y, a ser posible, en silencio. En este sentido, aseguran que están dando excelentes resultados los 12 grupos de trabajo, con una participación mayoritaria de personas no militantes, que vienen desarrollando su labor a diario y cuyas conclusiones, para aportar al programa electoral, se presentarán en un acto público que contará con la presencia de José Antonio Griñán. Hasta los más veteranos militantes parecen dispuestos a arrimar en esta ocasión el hombro, en las generales faltaron hasta interventores, y como señalaba una histórica dirigente "yo ya me he apuntado a hacer el puerta a puerta". De esta forma, poco a poco, se vuelve a tejer la tela de araña sobre la que los socialistas deben levantar su proyecto político. Una tarea en la que también se puede participar a través de la página web queremosescucharte.es, presentada ayer, en la que se están recabando propuestas y soluciones de los andaluces para elaborar el programa electoral.

En este contexto, presentaba ayer Miguel Ángel Heredia, secretario general del PSOE de Málaga, el arranque de la precampaña electoral de su partido, que tendrá como objetivo inicial marcar las diferencias entre las políticas socialistas y las acciones que desarrolla el Partido Popular desde el Gobierno central y en las demás comunidades autónomas. Heredia se refirió a temas como educación, investigación, políticas sociales y planes de empleo, aunque no olvidó criticar la actuación de los populares en asuntos concretos del ámbito provincial, como Art Natura, "un proyecto que ha sido puro humo, muy propio de un edificio de Tabacalera", y tampoco de lanzar un mensaje al senador De la Torre, en el que dijo que "si presenta una iniciativa en el Senado exigiendo al Gobierno el corredor desde Algeciras hasta Almería, vamos a apoyarla, y si no lo hace, nosotros la presentaremos para que el PP cumpla con su compromiso electoral".

Junto a Heredia, la senadora Pilar Serrano, delegada de coordinación de la Secretaría de Organización de los socialistas malagueños, proclamaba que "en esta campaña vamos a demostrar que se puede gobernar de otra forma, se puede gobernar con austeridad, con ajustes, pero también sabiendo priorizar derechos y prestaciones". Por otra parte, Serrano anunció que la próxima semana los socialistas van a iniciar una ronda de visitas, con sus parlamentarios, por las cinco comarcas de la provincia para explicar que en Andalucía "hemos hecho bien los deberes y que hay otra forma de gobernar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios