La finca La Mayora se convierte en un instituto mixto del CSIC con la UMA

  • Sumará el potencial en hortofruticultura del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y de los grupos universitarios especializados en biotecnología vegetal

El primer centro mixto de la Universidad de Málaga con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas dio ayer un paso adelante con la firma del convenio específico que dará lugar al Instituto de Hortofruticultura Subtropical La Mayora, que sumará el potencial investigador de los científicos que trabajan en la finca experimental La Mayora y de los grupos de investigación de la Universidad de Málaga especializados en biotecnología vegetal.

El plan estratégico de este instituto se centra en la búsqueda de nuevas técnicas que permitan incrementar la productividad y rentabilidad de las explotaciones de cultivos tropicales, la mejora de la calidad y la protección contra las plagas más comunes en estas especies.

En realidad se trata de líneas de trabajo en las que tanto los expertos de La Mayora como los de la UMA poseen una larga trayectoria, si bien al unirse los científicos de ambas instituciones "la masa crítica crece de forma muy importante", según resaltó ayer el vicerrector de la UMA, José Ángel Narváez, que valoró entre los dos y tres millones los recursos económicos que estarán disponibles para financiar la investigación en este campo.

La rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle, subrayó durante la firma del convenio que el instituto agrupa a unas 180 personas, al tiempo que resaltó la relevancia que este área de investigación tiene para la Universidad de Málaga, de ahí que formara parte esencial del proyecto de campus de excelencia internacional y, finalmente, se haya adherido al proyecto agroalimentario que lidera la Universidad de Córdoba.

El presidente del CSIC, Rafael Rodrigo, puso de relieve durante la firma del acuerdo que el centro, que nace ya con un plan estratégico a cuatro años que alcanza hasta 2013, tendrá capacidad para duplicar la actividad científica que se desarrolla actualmente en el área de los cultivos tropicales, que es única en España y un "centro de referencia internacional".

Además, Rodrigo destacó la oportunidad de "aunar esfuerzos" que representa este proyecto en un momento de crisis económica como el actual.

El acuerdo entre ambas instituciones, con vigencia para 50 años, está abierto a la incorporación de otras entidades de ámbito nacional e internacional y entre sus objetivos figuran la transferencia de conocimiento al sector productivo, uno de los más potentes de la agricultura andaluza. Una de las partes esenciales del instituto será el edificio propio que se levantará en el parque científico de la UMA que se ha incorporado al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), en el que se radicarán tanto los investigadores universitarios como los del CSIC que actualmente trabajan en la finca experimental La Mayora.

La Universidad logró el año pasado fondos con cargo a la Orden de Parques del Ministerio de Ciencia e Innovación para realizar los estudios de viabilidad del instituto. En el parque científico se enclavarán además de los laboratorios y oficinas algunos invernaderos experimentales a los que se sumarán las infraestructuras de investigación existentes en La Mayora. Esta finca experimental tiene 51 hectáreas, distribuidas en 31 parcelas. Dispone de 16.460 metros cuadrados de invernaderos estándar, 3.000 metros de invernaderos tecnificados, además de cinco insectarios. La Mayora tiene más de 40 años de trayectoria en la investigación sobre especies mediterráneas y frutales tropicales.

180

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios