Menú 'vintage' en Nerja

El Parador de Nerja celebrará mañana su cincuenta aniversario recuperando un menú de 1969, con el que sus responsables quieren recordar la tendencia gastronómica de los primeros años del boom turístico en la localidad del Balcón de Europa. El menú estará compuesto por una muestra de platos emblemáticos de los años 60 y 70, en los que el recetario y las normas culinarias eran muy rígidos, según informó ayer en un comunicado el Parador de Nerja. Cóctel de marisco y rape, huevos Gran Duque y chuleta de ternera lechal Villeroy componen un menú de cocina clásica con influencias francesas, propio de los primeros servicios gastronómicos del "boom" turístico, "momento en el que la cocina tradicional era poco conocida fuera de nuestras fronteras".

Desde su apertura en la década de los 60, el Parador de Nerja fue pionero en la oferta de sol y playa y fue precursor en la importancia que tiene el turismo en la zona.

Obra original del arquitecto Manzano Monís, el establecimiento se alza sobre un acantilado frente al mar, sobre la playa de Burriana, a la que se accede en un moderno ascensor panorámico. "Las maravillosas vistas, unidas al confort y cuidado de instalaciones, entre las que destaca el jardín, poblado de especies autóctonas, han hecho del Parador de Nerja destino elegido por muchos de los clientes de Paradores", añade el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios