Mirada al pasado y al futuro

El colectivo de graduados sociales de Málaga está de enhorabuena, pues su primera promoción de diplomados, de la 1980-1983, celebra este año sus bodas de plata. Muchos de aquellos alumnos, hoy profesionales, se volvieron a ver ayer después de décadas, para celebrar la efemérides. La mayoría no se reconocían tanto tiempo después. Más allá del protocolo, el acto sirvió para renovar vínculos.

"Ha sido entrañable. A partir de ahora celebraremos encuentros periódicos y en años venideros esta iniciativa tendrá continuidad con las siguientes promociones", dijo ayer Agustín del Castillo Cambló, presidente del Colegio. También presidió el acto el decano de la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo, Francisco Manuel Montalbán Peregrín; y el director provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social, Francisco Javier de Santiago Pérez.

Agustín del Castillo habló sobre la realidad de su colectivo, del que dijo goza de buena salud pese a la crisis. "Nos afecta en cuanto a que nuestros clientes tienen problemas y menos recursos, pero los procedimientos de regulación de empleo también aumentan el trabajo. Lo que la crisis nos quita por un lado, nos lo da por otro", manifestó el portavoz de esta corporación de Derecho Público, que forma parte de las tres profesiones jurídicas como son procuradores, abogados y graduados sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios