Monólogos de humor para emprendedoras

  • La patronal Amupema y la Diputación intentan despertar el gusto empresarial entre las mujeres rurales

Todo en la vida se digiere mejor con sentido del humor. Una ruptura sentimental, una enfermedad, el pago de una deuda, el agobio del día a día... Hasta crear una empresa, con las numerosas dificultades que eso conlleva, se hace más placentero con una sonrisa en la boca. La risa también es un buen vehículo para transmitir mensajes que, en otros contextos, podrían resultar aburridos.

Partiendo de esta premisa, la Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Málaga (Amupema) y el Área de Juventud de la Diputación han ideado un proyecto cuanto menos curioso y original. Van a ir por una serie de municipios de la provincia para intentar que mujeres, principalmente del ámbito rural, que tengan alguna idea en ciernes creen su propia empresa. Pero no les van a soltar el típico discurso de una hora sobre las instituciones a las que pueden acudir, las subvenciones que pueden solicitar con sus respectivos papeles oficiales, o los sectores productivos que pueden tener un mayor futuro. Les van a explicar cómo se crea una compañía y sus consecuencias pero a través de monólogos humorísticos que interpretarán dos actrices.

“Amupema consideró que sería una buena idea intentar animar a las emprendedoras a poner en marcha sus negocios a través de la risa”, explicó ayer Ana María García, presidenta de Amupema, quien destacó que se han creado tres monólogos en los que “se expone el proceso de creación de una empresa, los problemas a los que se enfrentan las mujeres que se atreven a dar ese paso y las dificultades que surgen posteriormente con la conciliación de la vida familiar y laboral, así como algunas claves para resolverlos”.

Esta actividad se llama El club de las emprendedoras –haciendo el símil con El club de la comedia– y comenzará mañana viernes a las 19:00 en el hotel escuela Convento en Archidona. Hasta enero se realizará también en Vélez-Málaga, Antequera, Campillos, Casarabonela, Ronda, Coín, Estepona, Alhaurín y Málaga capital.

La diputada de Juventud, Encarnación Páez, se mostró ayer especialmente satisfecha con el desarrollo de este programa porque “es una iniciativa original y sorprendente”. Páez destacó que, en el ámbito rural, hay mujeres que, bien por sus cargas familiares o simplemente porque no tienen el carné de conducir, tienen muchas dificultades para poder ser empresarias por lo que apuntó que este tipo de actividades “suben la autoestima personal y profesional de estas mujeres”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios