El nuevo Museo del Vino amplía la oferta cultural del centro

  • El recinto abrió ayer sus puertas al público después de cinco años desde que comenzaron las obras de rehabilitación del edificio, que han costado 71 millones

Los vinos de Málaga ya tienen un lugar para darse a conocer. Después de cinco años de obras, el Museo del Vino abrió ayer sus puertas al público con el claro objetivo de promocionar los caldos tradicionales de la provincia y ofrecer a los turistas una nueva oferta cultural en el centro histórico de la capital.

La rehabilitación del edificio que alberga el museo comenzaron en 2003 y, aunque estaba previsto que terminara en 2005, no ha sido hasta este año cuando se ha acabado debido a varios problemas que surgieron durante las obras.

El inmueble de estilo barroco data del siglo XVII y es propiedad del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen de Málaga y Sierras de Málaga. Pero el mal estado de conservación que presentaba obligó a reformarlo en su totalidad.

El arquitecto José Seguí fue el encargado de realizar el proyecto para la adecuación y construcción del nuevo museo, que ha costado 1,8 millones de euros. El Ayuntamiento de Málaga ha aportado casi 600.000 euros para esta iniciativa, mientras que el resto ha sido financiado por las consejerías de Agricultura y Turismo.

La Plaza de las Biedmas se engalanó ayer para inaugurar el edificio que desde hoy estará abierto al público. Con más de 800 metros cuadrados, el museo alberga un taller sensorial, un centro de interpretación, una sala de formación permanente y una sala de exposiciones con más de 400 litografías, entre etiquetas y carteles de finales del siglo XIX y principios del XX.

La sede del Consejo Regulador también estará ubicada en este edificio. De hecho, las oficinas reservadas para los trabajadores están ocupadas desde Semana Santa.

El recién inaugurado museo ofrecerá a los visitantes un recorrido por la historia y tradición vitivinícola de la provincia de Málaga desde la época de los fenicios hasta la actualidad, además de la geografía productiva de las zonas donde se elaboran las diferentes variedades de vinos dulces, tintos, blancos y rosados.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró durante el acto de ayer que la inauguración de este nuevo museo permite "potenciar la rehabilitación de esta zona para ir creando itinerarios y elementos para vitalizarla".

También el consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler, confía en que sea "un museo vivo que colabora al turismo y a la imagen de Málaga y su provincia y a la relación de los productos base de la dieta mediterránea y el turismo de calidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios