Oportunidad o puntilla para el carril bici litoral

  • El Ayuntamiento, que apuesta por un vial más de tráfico en el Paseo de los Curas, no aclara qué hará con el suelo que se ganará en la Avenida Muelle Heredia

Comentarios 1

La respuesta a una de las principales reclamaciones del colectivo de ciclistas de la ciudad, una plataforma reservada que conecte los litorales este y oeste de la capital de la Costa del Sol, sigue en el alero. Tras más de dos décadas de debate sobre el Plan Especial del Puerto, la ocupación del espacio portuario lejos de convertirse en una oportunidad para eliminar los obstáculos que impiden el enlace entre los dos extremos del litoral de la capital, los fortalece.

Cientos de ciudadanos que hacen uso de este vehículo para moverse por la urbe, en especial los fines de semana, se siguen topando con la imposibilidad de continuar su recorrido desde el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, que aún carece de carril-bici propio, hasta el Antonio Machado sin que ello suponga un riesgo físico por compartir el espacio con el tráfico rodado. Y, por lo que se ve, cualquier acción en este sentido no forma parte de las prioridades del Ayuntamiento.

Y ello a pesar de tratarse de una de las actuaciones que tiene incluida en su plan director de bicicletas. Pero mientras es el Consistorio el que dibuja la solución a la reclamación de los ciclistas, es también el Consistorio el que plantea acciones que la dificultan. Muestra de ello es la posición que en los últimos meses ha mantenido en relación con el espacio ganado en el Paseo de los Curas tras el retranqueo de la verja del puerto a lo largo del muelle 2 y que se sustancia en la creación de otro carril para el tráfico rodado. Una postura que contrasta con la de la Junta de Andalucía y de la Autoridad Portuaria, que abogan por diseñar en esa franja un carril-bici y uso peatonal para acceder al Palmeral de las Sorpresas.

Otro tanto ocurrirá a la altura de Muelle Heredia, donde el proyecto de construcción de un gran centro de negocio en el espacio del puerto va a propiciar el retraso de la valla para que la Avenida Manuel Agustín Heredia disponga de tres carriles en cada sentido, más un vial de servicio para acceder a las 600 plazas de aparcamiento previstas en los edificios de oficinas.

La pregunta, junto a la de si tienen previsiones sobre cómo garantizar el enlace de los paseos este y oeste, le fue formulada ayer al edil de Movilidad, Juan Ramón Casero, a través de los responsables de prensa del Ayuntamiento. La respuesta transmitida a este periódico no permite ser excesivamente optimistas: "Este tema se verá posteriormente; en este momento no se puede tomar ninguna decisión". Es decir que, salvo sorpresa mayúscula, ir en bici desde la zona este hasta la oeste por el eje litoral seguirá siendo todo un imposible.

El plan director de bicicletas marca claramente un carril litoral oeste ligado "a una serie de actuaciones urbanísticas claves para el desarrollo de la ciudad", en concreto a la ordenación del puerto, con los muelles 2, Heredia y San Andrés. "En estos tramos ha de contemplarse la implantación de una vía ciclable que permita la continuidad de la red ciclista de la costa, segregada del tráfico motorizado", añade. Este corredor oeste conectaría con el ramal previsto en la zona este, a lo largo del paseo marítimo, cuya construcción está afectada desde hace años, según el Consistorio, por la negativa de Costas a permitir que el mismo ocupe parte de la playa.

En cuanto a la idea de introducir estos viales por el puerto fue rechazada años atrás ante la coincidencia con el actual Palmeral de las Sorpresas, en el muelle 2, y porque parte de su trazado tendría que ir por la zona de seguridad portuaria. "Está descartado meterlo dentro del puerto", expuso ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, para quien lo adecuado es aprovechar el tercer carril que se quiere ejecutar en el Paseo de los Curas.

Algo con lo que se muestra de acuerdo el responsable de la Asociación Ruedas Redondas, Alonso González, quien, no obstante, apuntó también que se podía aprovechar la parte lateral del Palmeral. Cerrada esta vía, "lo ideal es aprovechar el retranqueo de la verja, lo que pasa es que en esta ciudad las cosas no se plantean como deben ser", criticó. La realidad, como él mismo apostilló, es que a día de hoy "no hay nada concreto sobre cómo conectar los dos paseos ni nada sobre el paseo de la zona este y es necesario porque hay muchas personas que usan la bici", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios