PP y GIB presentan sus objeciones al Presupuesto de Benalmádena

  • Critican la partida destinada a los salarios del tripartito y al personal de confianza

El grupo municipal del PP, el Grupo Independiente de Benalmádena (GIB) y el concejal no adscrito, José Nieto, informaron ayer de la presentación de alegaciones al Presupuesto municipal, aprobado el pasado 16 de enero y que incluye una cuantía de 107 millones de euros.

El portavoz popular, Enrique Moya, apuntó que la partida de salarios de los integrantes del tripartito y de sus cargos de confianza se ha aumentado 900.000 euros respecto al año 2007. Una medida que tildó de "inmoral", más aún cuando los miembros del ejecutivo local vienen afirmando desde hace semanas que "no hay dinero" en el Consistorio. Asimismo, señaló los incrementos que se producen en las delegaciones de Festejos (1,5 millones) o publicidad (673.000 euros).

Moya afirmó que se pueden reajustar esos gastos "desorbitados" y ahorrar 4 millones "para invertirlos en proyectos reales y necesarios", como la construcción de un centro social en Carola, la climatización de la piscina de Benalmádena pueblo, un plan de asfaltado, acerado e iluminación del polígono industrial o la finalización del recinto ferial del pueblo. "Ofrecemos una alternativa real y, por tanto, creemos que es una cuestión de voluntad política el que tengan en cuenta las alegaciones", dijo.

Por su parte, el portavoz del GIB, Manuel Crespo, criticó que en las cuentas aprobadas inicialmente no se incluya el catálogo de puestos de trabajo, "algo que también han alegado los sindicatos". "El equipo de gobierno está tirando la casa por la ventana", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios