El PP quiere convertir La Aduana en una sede del Museo del Prado

  • Arenas asegura su partido está negociando con el Gobierno la posibilidad de que la colección del Bellas Artes se refuerce con más cuadros cedidos por la pinacoteca más importante de España

Comentarios 1

Un Picasso, un Thyssen y ahora un Prado en la capital de la Costa del Sol. Operación de marketing o idea genial. O ambas cosas. Dirigentes del PP negocian a varias bandas y, lo peor por separado y sin vasos comunicantes, reforzar la colección del museo de Bellas Artes, en el Palacio de la Aduana de Málaga, con más cuadros cedidos por el Museo del Prado. La idea no es nueva, es más cumple hoy 11 años. La novedad es la posibilidad de que la pinacoteca pueda lucir el nombre de Málaga como apellido añadido al del museo más importante de España y de los primeros del mundo, lo que le convertiría en una extensión oficial del mismo.

La noticia era voz populi en los principales medios informativos de Málaga desde hace unos días. El PP había solicitado discreción para evitar que la golosa operación pudiera irse al traste pero ayer, sin embargo, decidió anunciarla a través del candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, en un acto de campaña en Estepona con los 109 representantes del PP que se presentarán a los comicios del 25-M. El líder de los populares andalucistas se mostró "confiado" y "optimista" en que el proyecto pueda hacerse realidad, algo que se podría concretar, según apuntó, la próxima semana. "Uno de los caminos de futuro de Málaga y Andalucía es el empleo a través de la cultura. Nadie puede competir con esta tierra nuestra que es lluvia de cultura", dijo Arenas. El dirigente popular sólo señaló que hace unos días se había realizado una petición formal al ministro de Cultura, José Ignacio Wert, y que estaba a la espera de su respuesta. Arenas ni siquiera concretó dónde se abriría la franquicia malagueña de cerrarse el acuerdo.

El movimiento al que se refiere el líder de los populares andaluces se produjo en el reciente congreso nacional del PP en Sevilla. Hasta allí acudieron con un detallado informe elaborado por el director del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, Fernando Francés; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; y el presidente de Diputación, Elías Bendodo. Con la complicidad de Arenas se planteó la propuesta al Gobierno en una reunión celebrada esta semana en el Senado. El trabajo señalaba que la colección del Bellas Artes era insuficiente para llenar las paredes de la Aduana si se decidía sacar de allí el museo Arqueológico de Málaga, tal como es la pretensión del regidor. Además, tras un examen pormenorizado de las obras se cuestionaba la importancia de los fondos almacenados y que corresponden a la pintura del siglo XIX español, muy desiguales con algún artista del que hay 50 piezas y no todas de gran calidad mientras que de otros apenas hay existencias, según aseguran fuentes de Diputación.

La existencia de este informe se ha ocultado incluso a la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, que, cuestionada el jueves por este periódico, desconocía e incluso dudaba de que Francés, un experto de arte contemporáneo, estuviera elaborando ese tipo de informe. La diputada aseguró que la pasada semana había realizado una petición al secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, para que el Prado cediera obras del XIX al Bellas Artes. "Tienen 2.000 cuadros en sus almacenes y no creo que sea problema, la dificultad es que el museo ha abierto un espacio muy potente dedicado también a esa época". La parlamentaria espera reunirse la próximo semana con el alto cargo del Gobierno. "Ahora todo está en stand by pero porque está aterrizando", agregó.

La parlamentaria nacional recordó que lo único que se trata es de cumplir un acuerdo que ya se formalizó con el Gobierno de Aznar y que fue anunciado el 27 de febrero de 2000 por el entonces secretario de Cultura, Miguel Ángel Cortés, en una visita al Convento de la Trinidad, el lugar en el que hace 11 años el PP quería ubicar el Bellas Artes, ya que se negaba a ceder para la ciudad la Aduana, entonces sede de la Subdelegación del Gobierno. Cortés, según Villalobos, al margen de explicitar la colaboración con el Prado, anunció también la cesión a Málaga del Museo del Traje, también dependiente de la pinacoteca madrileña, algo que ahora ya es inviable al tener otro emplazamiento. Villalobos entiende que la colección del Bellas Artes carece de atractivo por si sola para que gire sobre ella el museo de Málaga.

Por otra parte, Arenas se comprometió ayer también a modificar la Ley de Costas para garantizar los puestos de empleo que generan los chiringuitos andaluces, unos 40.000 según el líder del PP regional. "Eso es hacer empleo para el futuro", añadió. Una de las artífices de la iniciativa, según el dirigente popular, ha sido la propia Celia Villalobos. Finalmente, Arenas aseguró ayer que el Centro Hospitalario de Alta Resolución de Especialidades (Chare) de Estepona será una de los proyectos prioritarios si gana los comicios. El anuncio se realiza días antes de comenzar una campaña en la que, según el dirigente andaluz, "no se hará ningún brindis al sol, ni ninguna promesa que no podamos cumplir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios