El PP entra en un bucle

  • La dirección pide a De la Torre que decida si quiere ser candidato

  • El alcalde cede la iniciativa al partido

El PP ha entrado en un bucle. No es capaz de cerrar el debate sobre su candidato a la Alcaldía de Málaga ni sabe salir del atolladero en el que están inmersos tanto el alcalde, Francisco de la Torre, como el presidente del partido, Elías Bendodo. Los dos ansían el puesto pero ninguno se decide a dar el paso. Es más, los dos quieren que sea el otro el que tome la iniciativa. Lo único claro es que la decisión deberá cerrarse no más tarde de marzo, porque hacer una excepción con la mayor ciudad española gobernada por los populares no dejaría en buen lugar al partido.

De momento parece que el alcalde va ganando la partida. Lleva camino de los 18 años consecutivos como regidor y las elecciones del 2019 le pillarán con 76 años. Empezó su discurso hace meses diciendo que lo normal es que no repitiera un nuevo mandato. Luego añadió que se sentía con "fuerzas e ilusión" de afrontar unas nuevas elecciones, una afirmación que ha modulado con el paso del tiempo mientras arreciaban los rumores sobre su sustitución por Bendodo.

"Le corresponde al partido plantear esta cuestión", dijo ayer sobre la candidatura, y añadió que "soy una persona disciplinada" y que si el PP se lo plantea, meditará sobre ello, medirá sus fuerzas y resolverá "con sentido de la responsabilidad", no sin añadir también que "lo más lógico" sería no volver a presentarse, pero que la decisión la debe adoptar el partido "con los datos que tenga". En esta misma línea se expresó el martes y añadió que se sentía "a gusto trabajando por Málaga, dedico muchísimas horas, pero son las mismas que he dedicado siempre, porque es un trabajo apasionante".

Poco antes de las últimas declaraciones de De la Torre, el presidente regional del PP, Juanma Moreno Bonilla y el provincial Bendodo, había vuelto a dejar la pelota en el tejado del alcalde.

Bendodo aseguró ayer que si De la Torre decide volver a encabezar la lista de Málaga, será el primero en apoyarle. "Se ha ganado el derecho de decidir si se quiere presentar o no", precisó y añadió que "haga lo que haga, decida lo que decida, mi apoyo el primero, el del PP de Málaga y el mío personal". Bendodo, aseguró también que "no me postulo a nada", ni tiene "ninguna aspiración" de encabezar la lista del PP, un mensaje que sonó a renuncia al puesto.

En este mismo sentido añadió que De la Torre "puede ser el alcalde en los próximos años si él decide que sea así" y añadió que el regidor "la liderado la mayor transformación que ha experimentado la ciudad en su historia".

En la línea de Bendodo, también el presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha insistido en los últimos días en elogiar el trabajo de De la Torre y en pedirle que tome una decisión. El lunes pasado en un debate radiofónico definió al regidor como "un gran activo electoral", y le emplazó a aclarar su posición. "Es uno de nuestros grandes activos y, por tanto, la decisión le corresponde en primer lugar al alcalde de la ciudad, que tiene mucho que ver con el ámbito personal", añadió ayer. Moreno aseguró que el partido "tendrá muy en cuenta" lo que el regidor considere y aseguró que en el PP "no impone" decisiones de este tipo. "Tenemos un gran alcalde en ejercicio, y en el caso de que no quisiese, tenemos magníficos candidatos" añadió el dirigente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios