El PP se hace 'cuarentón' en Málaga

  • Los populares celebran su 40 cumpleaños con una comida navideña a la que acudieron 500 militantes y relanzan a Juan Manuel Moreno

El PP organizó ayer en el hotel NH de Málaga una comida navideña a la que acudieron más de medio millar de militantes y que permitió cumplir tres objetivos. El primero era reunirse para felicitarse las fiestas, el segundo celebrar el 40 cumpleaños del partido en Málaga, y el tercero relanzar la imagen del presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno -al que Elías Bendodo, presidente del PP en Málaga, denominó "el mejor de todos nosotros"- para intentar alcanzar la presidencia andaluza.

En el primer caso, la convocatoria fue un éxito y se pudo ver a la mayoría de alcaldes y concejales populares de la provincia, encabezados por el propio Bendodo. En el segundo, la onomástica, se proyectó un vídeo en el que hablaban sobre la historia del PP en la provincia Bendodo y cinco ex presidentes del partido como Manuel Atencia, José Miguel Fernández Pelegrina, Luis Vázquez Alfarache, Federico Souvirón y Joaquín Ramírez, a la vez que se entregaron distinciones a otros ex presidentes o sus familiares en señal de reconocimiento por su labor. En el tercer aspecto, Juan Manuel Moreno dio su discurso en modo mitin, gritando al micrófono los mensajes de voz que quería destacar, y los asistentes también se pusieron el mono de trabajo aplaudiendo los momentos álgidos del monólogo.

Moreno dio a entender que en 2018 puede haber elecciones autonómicas en Andalucía y subrayó que "esta vez nos van a pillar preparados, no como ocurrió en 2015", por lo que pidió a toda la militancia "estar preparados, dispuestos y con ganas de hacer historia en Andalucía". Moreno dijo que "la gente en la calle anhela otro gobierno porque está cansada de tener una de las tasas de paro más altas de Europa, una sanidad peor que el resto de los españoles o una imagen vinculada a corruptelas" y destacó que, para alcanzar el "sueño" de la victoria del PP en Andalucía, "Málaga es fundamental y pido un esfuerzo para sacar un magnífico resultado".

Previamente habían hablado el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el presidente del PP en Málaga y de la Diputación, Elías Bendodo; y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, al que Moreno dijo que habría que cambiarle el nombre por el de "Rafael Malagueño porque está todo el día aquí".

De la Torre afirmó sentirse "muy orgulloso del papel realizado por el partido todos estos años", dijo que el PP es "garantía de cohesión nacional" y aprovechó la ocasión para pedirle al ministro de Justicia más juzgados mercantiles en la provincia. Bendodo comentó que "el PP tiene un pasado esplendoroso, un presente optimista y un futuro prometedor" y subrayó la labor desarrollada por Celia Villalobos y Francisco de la Torre en la capital malagueña, así como de los dirigentes populares del resto de la provincia. "El PP sabe gobernar y ha llevado a Málaga a su edad de oro con grandes proyectos que han transformado la ciudad y la provincia que han supuesto una inversión de 8.000 millones de euros, por lo que ahora queremos hacer en Andalucía lo que se ha hecho en Málaga", dijo. Catalá, por su parte, subrayó el "cambio" de Málaga en estos 40 años, calificó de "tragedia" lo que está viviendo Cataluña y afirmó que se crearán 600.000 empleos este año en España.

El PP se hace cuarentón en Málaga y, según su presidente, otro cuarentón, la clave para seguir creciendo es la unidad. "No olvidemos nunca que es nuestra fuerza", remarcó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios