El PP tira de su pasado para presentar un proyecto de futuro

  • Celia Villalobos y Francisco de la Torre destacan la transformación de Málaga en la primera jornada del congreso provincial del PP

El PP inició ayer su duodécimo congreso provincial recordando cómo ha sido la transformación de Málaga capital en los 22 años que llevan gobernando los populares con las intervenciones de la ex alcaldesa Celia Villalobos y del actual regidor Francisco de la Torre. Previamente, como teloneros de lujo, intervinieron Antonio Sanz, presidente del PP en Cádiz y delegado del gobierno en Andalucía; José Antonio Monago, presidente del PP extremeño; y el ex presidente de Baleares José Ramón Bauzá, quienes alabaron la figura de Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga que hoy será reelegido en el cargo, y la "unidad" del partido en esta provincia.

Uno de los momentos más esperados por los militantes del PP era las narraciones de Villalobos y De la Torre, cuya relación siempre ha estado en entredicho pero que ayer mantuvieron un tono cordial, con abrazos y besos incluidos. En un video inicial, Villalobos reconoció que se fue "llorando" cuando dejó el ayuntamiento en 2000 -cinco años después de ser elegida- para ser ministra de Sanidad y aseguró que en 1995, cuando ganó las elecciones y pasó a ser la primera alcaldesa de la capital, "Málaga era una ciudad triste que no se encontraba a sí misma y con problemas económicos porque el primer día que entré en el ayuntamiento como alcaldesa el interventor me dijo que no había dinero para pagar las nóminas". Villalobos recordó que, como ahora De la Torre, tuvo que gobernar en minoría "pero en la oposición estaban Eduardo Martín Toval (PSOE) y Antonio Romero (IU) que eran grandes líderes, con los que aprobamos los presupuestos y se hicieron grandes proyectos porque con ellos se podía hablar y negociar y ahora mismo con la oposición actual no sé si se puede hacer lo mismo".

La ex alcaldesa agradeció la labor de su equipo, recordó la dificultad, por ejemplo, para peatonalizar la calle Larios y subrayó que a De la Torre "no le querían en las listas porque no era militante del PP, pero fue mi primer teniente de alcalde", a lo que acto seguido le dijo: "Paco, con mi colaboración y mi cariño cuentas siempre".

Recogió el testigo De la Torre, quien puso a prueba sus habilidades matemáticas y las de los presentes -que no llenaban el auditorio del Palacio de Ferias- calculando el centenar de concejales que ha tenido el PP desde 2000 -cuando entró como alcalde- hasta la actualidad. El alcalde, que fue muy aplaudido e incluso alguien del público lanzó un viva en su favor, resaltó que se pasó de tener seis a once distritos, con lo que ello supone en costes, y que la fórmula del éxito es "gobernar con los vecinos y para los vecinos".

De la Torre volvió a lamentar la falta de descentralización política hacia el ámbito local y tener que hacer frente a inversiones que no son de su competencia como la construcción de viviendas o el fomento del empleo. También recordó a las víctimas de ETA -especialmente a José María Martín Carpena-, apostó por la defensa de la democracia y lanzó el mensaje de que Málaga puede "competir con cualquier ciudad para captar empresas". "La vida de un alcalde es dura, exigente, plena, intensa, pero cómo vas a negar tiempo a la ciudad que amas, a tus vecinos, a una ciudad que tiene una potencialidad inmensa para prosperar", dijo el alcalde ante el aplauso de los presentes, a la vez que le dio la enhorabuena a Bendodo -quien se estima que será su sucesor a optar a la alcaldía de Málaga en 2019- "porque el PP es un partido unido y cohesionado".

El que lanzó más elogios a Bendodo -que sonreía junto a sus hijos sentado en la primera fila- fue Antonio Sanz, quien dijo que el presidente del PP en Málaga y de la Diputación "es garantía de unidad, eficacia y resultado". "Es uno de los mejores partidos que hay en España. Un modelo, un espejo y una guía. Un ejemplo de unidad, con proyecto, modelo de provincia, liderazgo, peso institucional, fuerza a nivel nacional y credibilidad social". Monago, por su parte, recalcó que "Elías es un referente en el PP en toda España, se le aprecia, se le respeta y se le quiere". Viento a favor para que Bendodo sea desde hoy, por tercer mandato consecutivo, presidente del PP malagueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios