El PP reabre la guerra contra el PSOE al pedir la dimisión de Conejo

  • Mientras Díaz acepta las disculpas por el escrache, los populares presentan una moción en la Diputación

El escrache protagonizado hace casi dos semanas contra la presidenta de la Junta, Susana Díaz, tuvo ayer un nuevo capítulo. Justo el día después de que Díaz aceptase las disculpas ofrecidas por el presidente del PP malagueño y de la Diputación, Elías Bendodo, su grupo presentó una moción pidiendo la dimisión del portavoz socialista en la institución provincial, Francisco Conejo.

La moción, que se debatirá en el próximo Pleno, propone la reprobación y dimisión del portavoz del PSOE y diputado provincial, "por engañar a los alcaldes de esta provincia, a la Diputación de Málaga y a todos los ciudadanos, al no cumplir los compromisos adquiridos por su cuenta y ventura". Los populares consideran que Conejo no ha cumplido con su palabra, cuando en el encierro que los alcaldes socialistas protagonizaron en la Diputación hace unos meses, se comprometió a que la Junta igualaría el plan de empleo que Bendodo realizara. Por eso, además, el escrito insta a la Junta de Andalucía a crear un plan de empleo para la provincia dotado de 2,5 millones de euros, igualando de esta manera el dinero que ha invertido la Diputación en un plan similar.

"Esto demuestra que el Partido Popular sigue en la línea del radicalismo y la confrontación de los últimos tiempos", explicó ayer Francisco Conejo, que aseguró no salir de su asombro sobre todo al presentar la moción un día después de que Bendodo y Díaz acercaran posturas. De hecho, el portavoz socialista explicó que ellos también han presentado una moción para el próximo Pleno en la que solicitan la condenación del escrache y la dimisión de los vicepresidentes Francisca Caracuel y Francisco Oblaré y del diputado José Alberto Armijo. Sin embargo, se mostró dispuesto a retirarla si los tres cargos públicos implicados directamente en el escrache se disculpan públicamente. "A raíz de la disculpa de Bendodo, nosotros vamos a plantear que si los vicepresidentes y diputados asumen públicamente esas disculpas, retiramos la moción, en el ánimo de que lo que pretendemos es la condenación del acto y que no se vuelva a repetir", matizó Conejo.

Mientras, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, confirmó ayer en Granada que el presidente del PP de Málaga le pidió disculpas por la protesta de alcaldes del partido y ella las aceptó y tendió la mano al "diálogo", como publicó ayer Sur, porque lo que se espera de los representantes es el "entendimiento". La presidenta del Gobierno andaluz dijo que, por su parte, fueron "lógicamente aceptadas y admitidas", porque está convencida de que lo que esperan los andaluces de los representantes públicos es que sean capaces de entenderse. Lo que no desean ver de los representantes o cargos públicos de un partido, matizó, es presenciar a unos "insultando o chillando a otros", porque la imagen que se traslada es "lamentable". Díaz explicó que no solo recibió las disculpas del presidente del PP de Málaga, sino que tendió la mano al "diálogo, respeto y colaboración con cuantos representantes públicos" se lo trasladen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios