El PSOE pide medidas que garanticen la seguridad en Colinas del Limonar

  • El grupo socialista reclama que se estabilice el suelo y se reforesten las zonas verdes hasta la autovía

El PSOE en el Ayuntamiento de Málaga exigirá de nuevo al equipo de gobierno del PP que, de forma inmediata, garantice en el sector de Colinas del Limonar la seguridad de la población aguas abajo, adoptando medidas como la estabilización del suelo, la reforestación de las zonas verdes hasta la autovía y todas aquellas que se desprendan de informes técnicos municipales. Para ello, el grupo municipal socialista presentará una moción en este sentido en el Pleno de esta próxima semana, en la que su portavoz, Begoña Medina, incidirá en que las grandes pendientes existentes y los estudios geotécnicos realizados han puesto de manifiesto "la necesidad de acometer continuas modificaciones del planeamiento, para poder garantizar la seguridad de las más de 1.000 viviendas previstas".

Como indicó a Europa Press, este sector ha sido objeto de un especial seguimiento por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo, "debido a la preocupación de los ciudadanos que aguas abajo han asistido a la transformación de la topografía existente, los movimientos de tierras, las obras necesarias para consolidar las terrazas destinadas a soportar las viviendas previstas o los trabajos llevados a cabo sobre los cauces de los arroyos existentes". Sin duda, advirtió, "se puede interpretar que se ha seguido un urbanismo a la carta, motivado por cuestiones del planeamiento, con continuas modificaciones del mismo". "Taludes de 15 metros, desprendimientos de laderas o consolidación del suelo han obligado a cambiar lo inicialmente previsto y a iniciar nuevos estudios geotécnicos una vez aprobado el planeamiento y las obras de urbanización en marcha", afirmó.

Un planeamiento que, según Medina, "no ha estado exento de preocupación y protestas ciudadanas y de debate de expertos sobre actuaciones en los cauces existentes y posibles afecciones sobre viviendas aguas abajo o que han manifestado su oposición a la urbanización de estos suelos, alertando de incumplimientos en la normativa sobre pendientes, desmontes y movimientos de tierras".

En este punto, precisó que "los últimos episodios han venido marcados por la voluntad del Ayuntamiento de vender 24 parcelas del Patrimonio Municipal de Suelo por un valor cercano a los 10 millones o la entrada en concurso de acreedores de la constructora Noriega, creando nuevamente incertidumbre sobre el proyecto". La edil recordó que en los pasados meses de noviembre y diciembre su grupo presentó iniciativas con el objetivo de que se impulsaran los trabajos de urbanización pendientes. Sin embargo, lamentó que "haya transcurrido medio año sin que se acometan y sin que el Ayuntamiento haya adoptado medidas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios